//Lionel Messi rompe el silencio en Bilbao: la selección, el Mundial y lo que vive en PSG

Lionel Messi rompe el silencio en Bilbao: la selección, el Mundial y lo que vive en PSG

El capitán argentino no dejó tema por tocar en la previa del duelo ante Italia.

No ha sido una temporada tranquila para Lionel Messi. Desde el terremoto que generó su salida de Barcelona a principios de agosto del año pasado, pasando por la conmoción que generó su llegada al PSG de los qataríes repleto de superestrellas, hasta llegar a un presente en el que la selección argentina lo contiene como nunca antes. La realidad del astro se invirtió respecto de lo que sucedía en años anteriores: su labor en el club parisino está envuelta en dudas y cuestionamientos mientras que su pasar con la camiseta albiceleste le saca una sonrisa permanente. Arropado en un grupo que le da el lugar preponderante que merece, pero que no le tira toda la responsabilidad en el campo de juego, Messi se siente bien.

Lionel Messi festeja con sus compañeros de la selección de Argentina
Lionel Messi festeja con sus compañeros de la selección de Argentina

En Bilbao, las sonrisas resplandecen. Allí, en territorio vasco, la selección que dirige Lionel Scaloni decidió armar su base de operaciones para la denominada Finalissima, que enfrentará este miércoles al conjunto argentino, con la credencial de campeón de América -gracias al histórico logro obtenido en 2021 en Brasil-, y a Italia, la que pasó de deslumbrar al adjudicarse impecablemente la Euro a penar por otro Mundial al que mirará desde afuera.

En ese entorno, Messi, capitán y referente de un grupo que lo adora, habló después de bastante tiempo. Lo hizo a través del canal TyC Sports. “Es un lindo grupo, venimos de ganar. Estamos muy bien”, arrancó Leo, con una gran sonrisa, que denota su actualidad.

Lionel Messi, Maradona y la camiseta de Newell’s

“Fue algo que no imaginaba nunca lo que pasó, después de la Copa América. Haber conseguido algo con la selección después de muchos veranos tristes, de haber perdido finales. La felicidad era completa y tenía pensado que todo seguía de la misma manera, como toda mi vida. En el medio, pasó todo lo que pasó y fue un cambio duro, un año difícil. No fue fácil la adaptación. Después de toda la vida estar en un mismo lugar, no es fácil. Más con la edad que tengo. No lo imaginaba”, empezó en referencia al abrupto final en Barcelona y su llegada al PSG.

“En Barcelona lo tenía todo. Viví más ahí que en Argentina. Estaba muy bien, no tenía pensado cambiar nada. Por suerte la adaptación de los nenes fue espectacular, fue muy fácil. Para Antonella y para mí fue más difícil. El primer día de colegio salimos los dos llorando, nos dijimos ´qué hacemos acá’”, dijo el astro, que aclaró que el frío del invierno parisino fue duro de sobrellevar.

Trío de estrellas: Mbappé, Messi y Neymar celebran un gol de PSG
Trío de estrellas: Mbappé, Messi y Neymar celebran un gol de PSGFRANCK FIFE – AFP

Sobre sus compañeros en el club francés y su realidad en el PSG, señalo: “Me tenía que acostumbrar a otra manera de jugar, es un lugar diferente, compañeros nuevos… En Barcelona tenía compañeros con los que nos conocíamos de memoria. Esto era todo nuevo. Empecé tarde la liga, después tuve un golpe en la rodilla… Y entre una cosa y otra no terminaba de arrancar. Después de las vacaciones, el Covid me pegó mal. Me dejó muchas secuelas en los pulmones, no podía entrenarme, ni siquiera correr. No me asusté, pero no me dejaban arrancar. Arranqué antes de lo que me decían y fue peor, me terminó perjudicando. Después pasó lo del Real Madrid. Eso nos mató. Al vestuario y a todo París. Teníamos una ilusión bárbara y más cómo fueron los partidos”.

Sobre la mística del Madrid: “Yo lo viví muchos años y sabíamos que podía pasar. Ellos de la nada te pueden hacer un gol y cambiar el partido. Nos pasó a nosotros y a los otros equipos. Me dio bronca no poder estar en la final. Demostró que no siempre el mejor gana la Champions, la gana el que mejor está preparado para eso. Real Madrid no era el mejor equipo de esta Champions y después les ganó a todos”.

Las críticas de los hinchas del PSG: “Es nuevo para mí, una situación diferente. Nunca me había pasado en Barcelona, todo lo contrario. Es entendible el enojo de la gente por los jugadores que teníamos y porque volvió a pasar, no es la primera vez que le pasa al París de quedarse afuera de esa manera. Si estoy de acuerdo o no por los silbidos a mí o a Ney -fuimos los más señalados-… bueno… pasó. Prefiero dejarlo a un costado, pensando en mí, en revertir la situación, con no quedarme con la sensación de haber cambiado de club y que no me haya ido bien. Estoy preparado para lo que venga. Ya conozco al club, a la ciudad, a mis compañeros y sé que va a ser diferente”.

El apoyo argentino: “Hace un tiempo veo que la gente, el periodismo -que fue durísimo en un tiempo- ya se habla de otra manera, con más respeto. Sentir ese respaldo fue hermoso. Lo que estamos viviendo con este grupo después de haber ganado la Copa América es hermoso. No solo importa ganar. Anteriormente hicimos cosas espectaculares y no se valorara. Se fue muy injusto con el grupo anterior. Nosotros dimos todo en ese momento por la selección y quedó una sensación rara con ese grupo, fue maltratado, no se lo merecía porque hizo cosas importantes. Está bueno que la gente se haya dado cuenta y que no pase todo por ganar”.

Messi celebra después de recibir el premio al máximo goleador tras la final de la Copa América 2021, en Brasil
Messi celebra después de recibir el premio al máximo goleador tras la final de la Copa América 2021, en BrasilBuda Mendes – Getty Images South America

La conquista de la Copa y el grupo: “Cuando ves imágenes y te vienen recuerdos de haberla conseguido. Pero ya está, ya pasó. Es un recuerdo hermoso pero ya está, quedó ahí. Hay que seguir, vienen nuevos retos, nuevos objetivos y pensar en el día a día. Me siento cómodo cuando nos juntamos, parece que todo fluyera de otra manera. Cada uno sabe cuál es su rol y lo que tiene que hacer dentro de la cancha. A mí me gusta jugar bien y tener la pelota siempre, pero si no se puede y tenemos que hacer lo otro también estamos preparados para eso. Estamos preparados para jugar con o sin pelota. Es un grupo que juega cada partido como si fuera una final. Que prepara cada partido desde el cuerpo técnico muy bien y que sabe perfectamente a qué juega. Este grupo tiene clarísimo todo. Le puede pelear a cualquiera. Eso no significa que seamos los candidatos a ser campeones del mundo, pero estamos preparados para jugar contra cualquiera porque tiene las cosas claras”.

La situación de Kun Agüero: “No éramos conscientes realmente de lo que le pasó. Yo lo vi desde lejos y no entendía hasta que pude hablar con él. Podía haber sido muchísimo peor. Él es una persona especial, tiene una personalidad muy diferente a los demás y eso hace que lo haya tomado como lo tomó. Debe haber sufrido en la intimidad, pero ahora tomó otro camino en el que disfruta lo que hace. Por suerte se lo ve bien. Se lo extraña en todo, yo concentraba con él, hacíamos todo juntos. El grupo también”.

El sorteo del Mundial: “Estaba en casa mirándolo. Sabemos que no hay rivales fáciles, lo sabemos por experiencia. Nos pasó el Mundial pasado, que nos terminamos complicando. México es una selección que juega bien y siempre nos complicó, si bien siempre pudimos pasarlos. Tiene un entrenador que nos conoce muy bien a nosotros. Va a ser duro todo. Pero a priori, por nombres siempre preferís que las selecciones de más nombre te toquen más adelante”.

El brasileño Cafú durante el sorteo del Mundial de Qatar 2022
El brasileño Cafú durante el sorteo del Mundial de Qatar 2022

El debut mundialista: “El primer partido del Mundial siempre es diferente, sea cual sea el rival. Para algunos de estos chicos será la primera experiencia. Además ganarlo es clave por todo lo que te da”.

Polonia, Lewandowski y el Balón de Oro: “Cada uno dice lo que quiere, él puede expresarse y decir lo que quiera. No comparto lo que dijo, pero no le di mayor importancia. Las palabras que yo dije en ese momento lo dije de corazón. Dije que él se lo merecía anteriormente pero que el año que lo gané yo fui el mejor. Este año no hay dudas de que Benzema lo merece”.

Italia fuera del Mundial: “Es una locura que haya ganado la Euro y no esté en el Mundial. Con lo que significa Italia es una lástima, porque ahora tengo compañeros y amigos en el equipo, dos grandes personas (Donnaruma y Verrati) que me ayudaron muchísimo desde que estoy en PSG”.

Sabella y Scaloni: ”Los dos le dan importancia a lo defensivo, pero sin dejar de pensar en ir a ganar los partidos siempre. Pero cada vez se está viendo más que mantener el arco en cero te da más posibilidades de ganar sea quien sea al que tengas adelante. Cualquier selección bien parada te puede complicar”.

El festejo de gol de Lionel Messi en homenaje a Diego Maradona en el partido que disputó frente al Osasuna.
El festejo de gol de Lionel Messi en homenaje a Diego Maradona en el partido que disputó frente al Osasuna.REUTERS/Albert Gea

Maradona y la camiseta de Newell’s: “¿El festejo de la camiseta de Newell’s abajo -el 29 de noviembre de 2020, en un Barcelona 4-Osasuna 0-? Estaba la noche anterior al partido con Antonella pensando en que tenía que hacer algo -para homenajear a Maradona, muerto días antes-. En casa tengo el museo mío de camisetas y fui a buscar una de la selección. Hay una puertita que siempre está cerrada y donde guardamos cosas. Y en ese momento, no sé por qué, estaba abierta y arriba de una silla estaba la 10 de Newell’s. No sé qué hacía ahí, ni me acordaba que la tenía. Y la vi y dije… es esa. Nunca lo había contado. Es increíble. Encima fue raro porque no venía haciendo muchos goles. Íbamos 2, 3 a 0 y no venía el gol. Esperé a quedar solo para mostrarla en el festejo”.

¿Seis mundiales? “La otra vez dije que después del Mundial me tenía que replantear muchas cosas. No sé. Pienso en este y después veré. Mirá lo que pasó ahora: nunca pensé que iba a jugar en otro lugar que no fuera Barcelona y me tuve que ir. Puede pasar cualquier cosa. Sinceramente, me parece muy difícil”.

Finalmente, consultado sobre quién es el destinatario de su juego, volvió sobre su familia: “Siempre jugué para mí y para ganar a todo lo que jugaba. Después, con todo lo que pasamos con mi familia, con lo que sufrieron en la época en la que me mataban en la selección y ellos tenían que comerse un montón de cosas… Pasaron mucho sufrimiento igual que yo. Después de haber conseguido la Copa América y podido cerrar todo, pensé en ellos. Sigo jugando por ellos, por mis hijos, por mi mujer… En París, cuando pasó que me silbaban pregunté qué habían dicho los nenes. No me gustó que estén mis hijos y que me silbaran, que hayan tenido que pasar por eso. No me dijeron nada, no entendían. Sigo disfrutando, aunque este año me costó disfrutarlo”.

Fuente: LA NACION – Fotos: Prensa AFA – Buda Mendes – Getty Images South America – REUTERS/Albert Gea – LA NACION Deportes