//Liga Nacional de Básquetbol: con Facundo Campazzo como espectador, Quimsa ganó en Córdoba y sacó ventaja sobre Instituto

Liga Nacional de Básquetbol: con Facundo Campazzo como espectador, Quimsa ganó en Córdoba y sacó ventaja sobre Instituto

La Fusión superó como visitante a La Gloria por 91-70, puso 2-1 la serie final y puede consagrarse campeón este jueves; a pesar de la derrota clara, el público local fue un hervidero de aliento.

CÓRDOBA.– “Para ser de Instituto, tenés que estar enfermo”. Al unísono. Grandes. Chicos. Los de la popular. Los de la platea. El estadio Ángel Sandrín, de la Gloria, se presentaba como una olla a presión. “Bienvenidos a La Caldera”, rezaba una de sus paredes. Así se vivía en lo previo el tercer punto de la serie de la final de la Liga Nacional de Básquetbol. Pero enfrente estaba Quimsa

El equipo santiagueño impuso las condiciones en la noche cordobesa, venció por 91 a 70, se puso 2 a 1 en el resultado global y quedó match point en la serie al mejor de cinco juegos, con la motivación de sabes que este jueves podrá consagrarse campeón por segunda vez en su historia, cuando tenga lugar el cuarto capítulo, en el mismo escenario. Pero en Alta Córdoba no pierden las esperanzas de ganar. Luchar, van a luchar. Jugadores e hinchas.

Ataca Juan Brussino, base de Quimsa, con el público de Instituto de fondo, que llenó el estadio; la Fusión arruinó la fiesta en Córdoba y quedó a una victoria de conquistar la Liga Nacional de Básquetbol.
Ataca Juan Brussino, base de Quimsa, con el público de Instituto de fondo, que llenó el estadio; la Fusión arruinó la fiesta en Córdoba y quedó a una victoria de conquistar la Liga Nacional de Básquetbol.Liga Nacional de Básquet

El 1 a 1 que trajo Instituto desde tierra santiagueña prendió la llama de la ilusión en los fanáticos de la Gloria. Ya en las calles se notaba el clima festivo de una final de Liga que viven apasionadamente. El público concurrió con camisetas de fútbol y de básquetbol y con cualquier atuendo rojo y blanco. Y en el interior del estadio se vivió una fiesta total. Bombos, trompetas, cánticos… La fiesta estuvo en las tribunas completas del Ángel Sandrín, que además contó con las presencias de Facundo Campazzo base del seleccionado argentino y de Denver Nuggets en la NBA; Sergio Hernández, ex director técnico del equipo nacional, y Marcelo Milanesio, un prócer del club Atenas y siete veces campeón de la Liga.