//Las UFI 4 y 6 Dos nuevas fiscalías se especializarán en delitos en torno al fútbol y cuatro clubes de Primera deberán ponerse a disposición

Las UFI 4 y 6 Dos nuevas fiscalías se especializarán en delitos en torno al fútbol y cuatro clubes de Primera deberán ponerse a disposición

Estarán en Avellaneda y la ciudad de Lanús: Racing, Independiente, Arsenal, Lanús y los clubes de Ascenso de esos Partidos están bajo su órbita. Los directivos deberán participar de reuniones junto a funcionarios de Seguridad bonaerense.

La iniciativa que promovió la creación de Fiscalías especializadas en violencia en el deporte y delitos conexos, tiene 10 años. Ocho si se cuentan desde la aprobación del Poder Legislativo bonaerense, que la convirtió en Ley. De los seis departamentos judiciales sugeridos, solo uno la puso en práctica: el de Avellaneda Lanús que ya cuenta con sus Unidades Funcionales de Instrucción (UFIs) específicas para atender la violencia del fútbol.

Actualmente las diferentes causas relacionadas a la temática se encuentran desperdigadas en diferentes fiscalías, sin la información centralizada ni la coordinación para la administración de la Justicia. Se espera que la nueva modalidad permita un tratamiento ágil, con mayor impacto en la denominada «lucha contra lo violentos».

En Avellaneda, es la UFI 4 a cargo del fiscal Mario Prieto, mientras que en Lanús es la UFI 6, que tiene a Martín Rodríguez al frente. De esta manera, todo delito perpetrado en las canchas de IndependienteRacingArsenal Dock Sud, recaerán en la primera y las de LanúsTalleres de Remedios de Escalada, El Porvenir y Victoriano Arenas, en la otra.

Estas son las primeras y las únicas desde que el 20 de noviembre de 2014 se estipuló la «implementación gradual» de estas UFI «en los Departamentos judiciales de La Plata, Lomas de Zamora, Avellaneda, Lanús, Morón, Quilmes y Mar del Plata». La Ley contempla la implementación para las restantes jurisdicciones «en orden a los índices de conflictividad y de cada Departamento Judicial».

Barras de River detenidos en los alrededores del estadio de Lanús. Fue antes del partido contra Godoy Cruz, por la Copa Argentina.Barras de River detenidos en los alrededores del estadio de Lanús. Fue antes del partido contra Godoy Cruz, por la Copa Argentina.

¿Qué cambia?

Los intentos institucionales para erradicar a los violentos de los estadios, además de -en mayor medida- fracasar, tienden a considerar a las barras bravas como entidades ajenas al espectro social y sus redes con las entidades deportivas, de Gobierno y de Seguridad. Las UFI especializadas no deberían contemplar los usos y costumbres de las últimas décadas que distinguen a una barra oficial y a otras que intentan tomar el control para obtener ese status.

«Si en una cancha de fútbol, cualquier persona, comete un delito no hay contemplaciones del tipo ‘barra oficial’ u otras por el estilo. Si hay venta de entradas informales, no importa si en ese entramado aparecen directivos. Hay un cambio de paradigma», se entusiasman en Poder Judicial.

De ser así, los primeros resultados se advertirán en la agilidad de la Justicia: las causas estarán centralizadas independientemente del tipo de delito y será más sencillo conjugarlas. Estarán todas en el mismo ámbito y serán parte de una investigación troncal. No habrá en una fiscalía la investigación por entradas truchas, en otra la portación de armas y en una tercera la desobediencia… las vinculaciones se desprenderán de la misma línea de investigación.

En términos concretos, el listado de prohibición de concurrencia se actualizará in situ: incluso en el mismo acto se notificará a la persona que su nombre y apellido forma parte del padrón con que se maneja el Programa Tribuna Segura que mantiene fuera de las canchas a muchos integrantes de barras bravas.

En los dos distritos, todo lo que suceda en el espectro de la cancha, irá a la fiscalía «deportiva» y se podrán relacionar automáticamente, sin que se entrecruce la burocracia judicial. La violencia del fútbol, se atenderá con las reglas vigentes en la materia. O al menos ese el propósito anunciado.

Tribuna Segura: los agentes piden el DNI físico o voceado y comprueban si pueden o no acceder al estadio.Tribuna Segura: los agentes piden el DNI físico o voceado y comprueban si pueden o no acceder al estadio.

El funcionamiento

¿Cuándo comenzará a intervenir? En cualquier incidente en un encuentro disputado en Lanús o Avellaneda o situaciones delictivas que se desprendan del ámbito del fútbol, haya o no partido. Las detenciones masivas en la previa del partido que Independiente enfrentó al Ceará, fueron el punto de partida para ordenar el funcionamiento.

Las UFI 4 y 6 funcionan bajo la órbita de la fiscalía general que está a cargo del fiscal general de ese departamento judicial, Guillermo Castro. Cada una tiene, además del fiscal a cargo, otras siete personas para aceitar el funcionamiento.

En aquel entonces, la defensa de algunos detenidos que tenían prohibición de concurrencia no pudieron ser detenidos y no perdieron la condición de excarcelables por un detalle semántico: la defensa argumentó, además de que sus clientes no habían sido notificados, que no habían traspasado la línea municipal del estadio y por lo tanto, no habían ingresado a la cancha.

Esos detalles son fundamentales y los oficios se ajustarán a una suerte de manual de estilo para evitar los atajos técnicos que favorecen a los barras. El primer anillo policial con el que se encuentran los espectadores al acercarse a los estadios, será considerada por la Justicia como una zona prohibida para aquellos que no puedan concurrir a los estadios.

En 2019 la Justicia allanó la AFA por una causa de barrasbravas. Foto Juano Tesone (archivo)En 2019 la Justicia allanó la AFA por una causa de barrasbravas. Foto Juano Tesone (archivo)

Reuniones con AFA y municipios

Las nuevas UFI no aparecen como generación espontánea: cuentan con el apoyo de la Procuración y el Ministerio de Seguridad bonaerense. El fiscal general Castro y los fiscales Prieto y Rodríguez mantuvieron una reunión en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) con los presidentes de los ocho clubes que son locales en sus jurisdicciones.

Allí, en el tercer piso de la AFA, desde la Fiscalía General explicaron que las investigaciones que se desprendan a partir de los delitos, tenderán a ampliar el organigrama de las barras la convivencia y connivencia en los clubes. Si los violentos son socios, los clubes deberán responder con acciones directas o serán cómplices.

Pero esa no fue la única reunión. En el Ministerio de Seguridad provincial hubo varias con un único objetivo: cambiar el paradigma de los procedimientos. Al menos en Avellaneda y Lanús, habrá un apoyo mutuo en los operativos, dejarán de ser exclusivamente organizados desde el ministerio que conduce Sergio Berni.

En las próximas fechas comenzarán a sobrevolar drones y antes de que termine el año, la intención apunta al reconocimiento facial a partir de las cámaras de seguridad.

Cada dos meses, se llevará adelante una reunión de la que formarán parte la Dirección de Seguridad de los municipios de Avellaneda y Lanús, los dirigentes de los clubes radicados en el territorio, funcionarios del Ministerio de Seguridad y «miembros destacados» en la materia para la «recolección y sistematización de datos sobre violencia en el deporte y el desarrollo de estudios e investigaciones», según el expediente que la fiscalía general le cursó a la Procuración General de Buenos Aires.

Fuente: Luciano Bottesi  Clarín.com Deportes – Fotos:  Juano Tesone (Archivo) – Clarín.com Deportes