//Las Leonas son finalistas y la medalla esta asegurada

Las Leonas son finalistas y la medalla esta asegurada

El seleccionado argentino superó a India por 2 a 1 en una semifinal olímpica durísima. Dos goles de Barrionuevo dieron vuelta el resultado. La final será ante Países Bajos.

Las Leonas son finalistas olímpicas. Así de contundente el concepto. Así de importante. Así de grande. Y lo son por quinta vez en los últimos seis Juegos. En Sídney y Londres fueron de plata; en Atenas y Beijing, de bronce. Irán por el oro ante Países Bajos, el mejor equipo del mundo. Pero la medalla está asegurada e irán por la historia.

Casi desde los vestuarios India se puso en ventaja. Fue cuando en el primer ingreso al círculo el pie de Sánchez Moccia le dio el primer corner corto, una de las fortalezas del equipo. Iban apenas 2 minutos y Gurjit Kaur superó a Succi con una arrastrada que ingresó entre la arquera y Toccalino, que defendía el poste izquierdo.

Argentina sintió el golpe psicológico del gol. Sin fluidez en el juego, lo mejor empezó a pasar por la presión de todas las jugadoras, sobre todo del centrodelantero sobre los centrales, del volante central y de los laterales. Las indias, a su vez, buscaban justamente con sus laterales meter esa presión. Así, con dos equipos parados de una manera similar, todo se hizo muy equilibrado. De todos modos, a los 7 minutos tuvo el seleccionado su primera oportunidad con el fijo cuando Sánchez Moccia encontró un pie adversario en el círculo. Pero la jugada preparada no prosperó.

Argentina fallaba en el concepto de pase y recepción y así no tenía continuidad en el juego aunque la presión le daba réditos. India, del otro lado, buscaba arrancar por los laterales y canalizar el juego por el centro para encontrar el fijo. Tendría uno más en ese primer tiempo pero ésta vez Succi no tuvo inconvenientes para despejar el peligro.
Fue el momento en el que Albertarrio empezó a hacerse intratable desde el sector izquierdo. La delantera se mostró fresca y rápida para eludir y para provocar peligro. Y de su mano llegaron tres fijos casi consecutivos. En el segundo, sin Gorzelany en la cancha por un corte en la cabeza producto de un choque con una rival, Noel Barrionuevo -hoy la tercera opción del equipo en el fijo- puso el empate con una arrastrada impecable a los 17 minutos.

India terminó esa primera etapa con una mayor posesión pero Argentina logró casi doblar a sus adversarias en los ingresos al círculo. Y así finalizaron unos primeros 30 minutos equilibrados en el concepto general.

Albertarrio protagonizó la primera jugada importante del complemento. Otra corrida por la izquierda terminó con el centro buscando a María José Granatto y Merino. Pareció corto. El árbitro no lo dio. Fueron al video ref y la tecnología confirmó la decisión de la británica Sarah Wilson y así Argentina perdió la posibilidad de un nuevo reclamo. Todo era nervio y tensión hasta que María José Granatto presionó a Grace y forzó un nuevo fijo. Iban 6 minutos y Barrionuevo, otra vez, impuso su autoridad con la arrastrada. 2-1 y a tranquilizarse. ¿Definitivamente?

En el último cuarto India se paró unos metros más adelante con el objetivo de recuperar la bocha lo más rápidamente posible. Argentina buscó salir de ese bloqueo intenso pero no siempre lo consiguió y así las indias, con la velocidad de sus volantes y delanteras y con la habilidad de todas, empezó a inclinar la cancha. El seleccionado era un equipo partido. Los nervios estaban a flor de piel. Un pasaje a la final estaba en juego. Un pie de Sauze, que intentó controlar sin marcas la bocha en el área, provocó el cuarto fijo de India. Lo tuvo Gurjit Kaur pero Succi respondió de nuevo de una manera magistral.

Esa “mojada de oreja” de India despertó a Argentina otra vez. Albertarrio, por la izquierda, volvió a exhibir su velocidad extrema; Trinchinetti, por la derecha, aportó un ida y vuelta tremendo. Justamente un buen movimiento de la derecha buscó el desvío de Micaela Retegui y por poco no llegó el tercero. Había que sufrir hasta el cierre, indudablemente. Pero Argentina no cedió más el protagonismo desde ese momento. Las dos volantes centrales -Sauze y Alonso- se hicieron dueñas del mediocampo. Y el equipo pareció que no sufriría más ante un rival entregado desde lo psicológico y desde lo físico.

Sin embargo, faltando apenas 17 segundos llegó lo “peor”. El video ref tenía que determinar si Succi había cometido la infracción al despejar la bocha. No existió. Y así se desató el festejo más esperado.

Argentina formó con Belen Succi; Agustina Gorzelany, Valentina Raposo, Noel Barrionuevo; Eugenia Trinchinetti, Victoria Sauze, Agostina Alonso, Sofía Toccalino; Delfina Merino, Julieta Jankunas y Rocío Sánchez Moccia. Luego ingresaron Victoria Granatto, Micaela Retegui, María José Granatto y Albertarrio,

Galería de Fotos

Fuente: Prensa CAHockey – Fotos: Gentileza FIH.ockey – Prensa CAHockey