//La torre de Manhattan – New York era una fiesta: la semana en la que Del Potro llegó a la cima y despachó a los mejores jugadores del planeta

La torre de Manhattan – New York era una fiesta: la semana en la que Del Potro llegó a la cima y despachó a los mejores jugadores del planeta

En 2009, Delpo se quedó con el US Open, su torneo preferido, despachando a Nadal en semis y a Federer en la final. El paso a paso del mejor torneo de su carrera.

Juan Martín Del Potro consiguió 22 títulos ATP, la Copa Davis y dos medallas en Juegos Olímpicos. Todo eso, en la era del Big Three de Roger FedererRafael Nadal y Novak Djokovic, los tres monstruos que rompieron todos los récords y convirtieron al tenis en otro deporte. Sin embargo, cuando estuvo en plenitud, la Torre de Tandil fue un molesto grano para los integrantes del selecto trío. Sin ir más lejos, Delpo le ganó dos veces a Djokovic en los Juegos Olímpicos de Londres y Rio, uno de los asteriscos en el medallero del serbio. Y hasta supera 4-2 a Federer en finales, dos dos de ellas en su propia tierra. Pero, si hubo una semana soñada para el argentino (que en realidad fueron dos) hay que retroceder casi 13 años en el calendario y anotar las siguientes coordenadas: Nueva York, del 31 de agosto al 14 de septiembre, los días en los que Juan Martín Del Potro jugó como el mejor jugador del mundo.

Sí, hablamos del histórico US Open de 2009 cuando Delpo arrancó barriendo a su coterráneo Pico Mónaco para terminar despachando a Rafael Nadal y a Roger Federer, entonces número 3 y número 1 del ranking ATP.

Para aquella edición del US Open, “la torre de Tandil” partía como sexto cabeza de serie, una posición que se correspondía con su ranking de aquellos años. Además del poderoso BT, el torneo tenía figuras de la talla de Murray, Roddick (5), Tsonga (7) o Davidenko (8) por lo que consagrarse no iba a ser tarea fácil.

Del Potro y su semana histórica en Nueva York, cuando se quedó con el US Open. (Matthew Stockman/Getty Images/AFP)Del Potro y su semana histórica en Nueva York, cuando se quedó con el US Open. (Matthew Stockman/Getty Images/AFP)

Y si el panorama ya era complicado de por sí, el azar definió que Del Potro se enfrentara a su compatriota Pico Mónaco en la primera ronda del certamen. Si bien el partido llegó a tornarse muy disputado por momentos, Delpo no tuvo mayores inconvenientes para llevarse el compromiso, y derrotó a su tocayo con un contundente 6-3, 6-3 y 6-1. Para la segunda ronda la cosa no sería muy diferente, ya que el tandilense le ganó al austríaco Jurgen Melzer por 7-6 (6), 6-3 y 6-3.

La primera prueba de fuego para Delpo llegó en la tercera ronda, cuando enfrentó al austríaco Daniel Köllerer, con quien tenía una particularidad rivalidad. a Köllerer le decían «el Loco» y era uno de los tenistas más polémicos del circuito, al punto de ser suspendido de por vida en mayo de 2011 por el arreglo de partidos, y con Del Potro mantenían una enemistad desde su primer partido profesiona, en 2005. Con apenas 17 años el Delpo había sufrido los excesos del hombre nacido en Austria: le gritó, no cambiaba las pelotas con las que ganaba y hasta se burló de Juan cuando comenzó a sufrir calambres.

Ante el austríaco Del Potro perdió su primer set en el torneo, pero nada pudo evitar que se llevara el partido. El tandilense ganó por 6-1, 3-6, 6-3 y 6-3, quedándose así con el pase a la cuarta ronda, donde ya esperaba el español Juan Carlos Ferrero. El oriundo de Alicante venía de eliminar al siempre difícil Gilles Simon en tercera ronda, pero no pudo hacer nada frente a un Del Potro descomunal que ganó por 6-3, 6-3 y 6-3.

Ante Cilic, Del Potro tuvo un encuentro muy disputado, pero logró acceder a semifinales. (Julian Finney/Getty Images/AFP)Ante Cilic, Del Potro tuvo un encuentro muy disputado, pero logró acceder a semifinales. (Julian Finney/Getty Images/AFP)

Ya en cuartos de final, Del Potro debió medirse ante el croata Marin ČCilicć, quien había dado un golpe sobre la mesa al eliminar a Andy Murray en la cuarta ronda del certamen. Si bien ČCilicć tuvo un rendimiento superlativo ante el británico, no pudo trasladar su juego al partido frente al argentino, y Del Potro se metió en las semifinales después de derrotarlo por 4-6, 6-3, 6-2 y 6-1. Así, Delpo accedió a la que sería una de las semanas más destacadas de su carrera profesional.

tenis delpo del potro retiro

A pesar del gran torneo que venía haciendo, al tandilense aún le quedaban dos pruebas por superar para quedarse con su primer y único Grand Slam hasta el día de hoy, y es que en las semifinales esperaba Rafael Nadal. Ambos llegaban a este duelo con el antecedente de que los últimos dos enfrentamientos habían quedado en manos de Del Potro, tanto en Miami como en Montreal.

Delpo y Nadal se veían una vez más las caras, esta vez en semifinales del US Open.Delpo y Nadal se veían una vez más las caras, esta vez en semifinales del US Open.

Nadal había hecho un gran torneo hasta ese momento, pero de igual manera convivía con varios problemas en su zona abdominal. El español disputó el partido sin poder encontrarse con su mejor tenis, algo imperdonable ante un Juan Martín Del Potro que sabía que esta era su oportunidad de coronarse en el torneo que amaba desde chico. Con un contundente 6-2, 6-2 y 6-2, “la torre de Tandil” se ganó su boleto a una final en la que se cruzaría con Roger Federer.

Más allá de sus dolencias físicas, Nadal destacó el momento que vivía Juan Martín: “Del Potro falló muy poco. Falló menos. Es el número seis del mundo, tiene un gran nivel, está sacando muy bien y en estos partidos hay que estar en el límite de tus posibilidades. Yo no estaba así. Si hubiera estado, también me habría ganado porque está jugando muy bien”.

«No me impresionó nada porque conozco a Del Potro. Es uno de los mejores del mundo. Joven y que va mejorando con el tiempo. No creo que nos tenga que sorprender todo esto. Y si va ascendente ve todo más claro, con menos presión. Todo lo que le venga es positivo ahora mismo. ¿Me impresionó? No. ¿Que está jugando muy bien? Por supuesto. No esperaba un bajón de él porque estos partidos se ganan al límite y él pudo ir al límite”, agregó.

En Nueva York, Del Potro acumuló su tercera victoria al hilo frente al español. (Michael Heiman/Getty Images/AFP)En Nueva York, Del Potro acumuló su tercera victoria al hilo frente al español. (Michael Heiman/Getty Images/AFP)

Pero, si habían quedado dudas sobre el mérito de Delpo en la final por el estado físico de Nadal, para quedarse con el US Open iba a tener que derrotar al número uno del mundo, Roger Federer. Y, para llegar al partido definitorio el suizo tuvo que derrotar a Novak Djokovic en sets corridos. Además, RF era el vigente campeón y buscaba retener el título que había ganado apenas un año antes en el Abierto de los Estados Unidos. El suizo llegaba como el claro favorito a este compromiso que se disputaría el 14 de septiembre, pero igualmente advertía: “No hay que subestimar a Del Potro”.

“Del Potro ha hecho un grandísimo partido con Rafa Nadal, porque Nadal nunca te da facilidades en un partido. No da un encuentro fácil. Ha sido meritorio lo que ha hecho, su trayectoria, es impresionante”, destacaba Roger en conferencia de prensa, previo a un partido que quedaría en la historia del tenis argentino gracias a la soberbia actuación del oriundo de Tandil.

Federer llegaba como gran favorito a la final del certamen. (Jared Wickerham/Getty Images/AFP)Federer llegaba como gran favorito a la final del certamen. (Jared Wickerham/Getty Images/AFP)

Lo cierto es que Delpo nunca tuvo las cosas fáciles, y al igual que en su partido ante ČCilicć, le tocó empezar perdiendo el primer set. Fue 6-3 a favor del suizo, quien tomó las riendas del partido ni bien este comenzó, y que en el primer tramo del partido apuntaba a quedarse con su quinto título consecutivo en Nueva York. De todas formas, Del Potro mantuvo la cabeza fría y cambió su mentalidad de cara al segundo set, que de igual manera resultaría muy disputado.

Lejos de ser sencillo para el tandilense, el segundo set quedó a favor de Delpo gracias a una gran performance en el Tie-Break, el cual el argentino había forzado después de haber llegado a estar 5-4 abajo y con el saque en contra. La clave de la remontada de Del Potro pasó por su saque, el cual complicó a Roger en más de una oportunidad, y de esta manera el segundo set quedaba 7-6 (7/5) a favor del tandilense.

El partido fue muy disputado, y Federer desperdició varias oportunidades de estirar la ventaja. (Jared Wickerham/Getty Images/AFP)El partido fue muy disputado, y Federer desperdició varias oportunidades de estirar la ventaja. (Jared Wickerham/Getty Images/AFP)

A pesar de que Federer había notado el golpe desde lo anímico, Del Potro no supo sostener su juego tan físico en el tercer set, y el mismo se lo quedó el suizo con un contundente 6-4 a su favor. Para el cuarto set, la historia fue casi calcada a la del segundo. Nuevamente se pudo ver a un Federer superlativo que no fue capaz de cerrar el partido, y a un Del Potro que a puro corazón llevó las cosas al Tie-Break. En el mismo, “la torre de Tandil” ganaría por 7/4, estirando así la definición.

Si después del primer Tie-Break el golpe anímico no había sido lo suficientemente fuerte para Federer, después de sufrir otra remontada la situación lo sobrepasó. Por primera vez en el partido, el tandilense sacó una importante ventaja a su favor, y después de más de cuatro horas de juego le dio un cierre al partido ganando el quinto set por 6-2. De esta forma, fue 3-6, 7-6, 4-6, 7-6 y 6-2 para Delpo, quien festejó dejándose caer en la pista, dando lugar a una foto que quedó en la historia del deporte.

Del Potro y una de sus fotografías más icónicas. (Jared Wickerham/Getty Images/AFP)Del Potro y una de sus fotografías más icónicas. (Jared Wickerham/Getty Images/AFP)

Ante el mejor tenista de la historia, y frente a los ojos de un Guillermo Vilas que se hizo presente en la tribuna del estadio, Del Potro hacía historia al ganar el primer Grand Slam de su carrera. “No quiero dejar de agradecer a mi equipo este éxito. Sin ellos no lo hubiera conseguido. A mi papá, a mi mamá, a todos los aficionados de Argentina. Esto es para ustedes. No sé cómo va a seguir todo esto”, declaró Del Potro después del triunfo.

Con esta victoria, Delpo hizo oídos sordos a las probabilidades, las cuales lo tuvieron en desventaja a lo largo de casi todo el torneo. Remontada ante ČCilicć, gran triunfo ante Nadal y una victoria inolvidable frente a Federer, para un Del Potro que de esta manera se consagró en el US Open y se metió por primera vez en su carrera en el quinto puesto del ranking ATP.

Esa fue la semana en la que Delpo brilló como el mejor del mundo. La semana en la que obtuvo su torneo favorito. New York era una fiesta.

Fuente: Clarín.com Deportes – Fotos: AFP – Matthew Stockman/Getty Images/AFP – Julian Finney/Getty Images/AFP – Michael Heiman/Getty Images/AFP – Jared Wickerham/Getty Images/AFP – Clarín.com Deportes – Estadísticas: AFP y CLARÍN – Video: zack benham . You Tube – Clarín.com Deportes