//La familia añade una nueva dimensión al juego de Rocío

La familia añade una nueva dimensión al juego de Rocío

Como parte de nuestra celebración del Día Internacional de la Mujer, la FIH se reunió con Rocío Sánchez Moccia, integrante de larga data de la selección nacional femenina de Argentina. Rocío regresó a la selección argentina después de dar a luz a su bebé para ayudar a Argentina a ganar una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Es una atleta más que demuestra que es posible combinar la maternidad con los desafíos de ser una atleta de élite.

2021 fue un gran año para Rocío y sus compañeras Leonas, ya que ganaron plata en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y luego se reestablecieron como campeonas de la Copa Panamericana, que también sirvió como clasificatoria para la Copa Mundial Femenina de Hockey FIH 2022.

Al momento de escribir este artículo , también encabezan la tabla en la tercera temporada de la FIH Hockey Pro League.

FIH: Rocío, ¿cuál es tu reflexión sobre todo esto tras tu vuelta a la acción tras tu baja por maternidad? ¿Cómo te sientes?

Rocío Sanchez Moccia: La verdad que esto estuvo súper bien. Cerramos nuestro 2021 con una medalla de plata en los Juegos Olímpicos. Iniciamos un nuevo ciclo con mucha ilusión, porque en muy poco tiempo será el Mundial. Fuimos a la Copa Panamericana con la meta de clasificar al Mundial y ser campeones, y lo pudimos lograr. Estamos muy contentos de haber empezado con el pie derecho en la FIH Pro League, jugando en casa y ganando todos los partidos, creo que todos tenemos muy claro lo que viene por lo que estamos muy emocionados.

¿Cuáles crees que son los mayores desafíos a la hora de compaginar la maternidad con ser deportista al más alto nivel? 

Principalmente con mucha ayuda, del padre de nuestra hija, Fran; mi mamá y toda la familia que nos está apoyando. Porque supe desde el principio que quería volver a jugar después de estar embarazada e intentar poder estar en los Juegos Olímpicos y entrenar y poder ganarme un lugar en el equipo. Lo bueno es que pude hacerlo, y todo esto con la ayuda de mi familia. Estaba más que convencido de que podía lograrlo. Era como poner el coche en primera y ves que vas delante, porque yo ya tenía mis rutinas, intentaba que Fran me moldeara un poco, el lugar de mí a Fran (sé que esto era muy difícil ), pero estaba tan convencida y tan ansiosa que a veces iba a entrenar sin dormir, aun así me lo pasé bien, obviamente después terminé el entrenamiento y terminé súper agotada, pero estaba muy feliz de haberlo logrado, sobre todo de haber tenido la oportunidad de poder haber ido a los Juegos Olímpicos. La verdad es lo que queria, es lo que sigo queriendo, y que nuestra hija Fran pueda ser parte de esto, que viva el deporte, porque yo creo que el deporte es salud, es super bonito y es en equipo, es muy bonito poder transmitirle eso a ella y obviamente a mi familia.

¿Qué mensaje puedes compartir con otras deportistas que se encuentran en una situación como la tuya?

Cuando una persona tiene un sueño por cumplir o metas personales, creo que nada debe interponerse en el camino, excepto las circunstancias de la vida. Con la ayuda de la familia, es posible. Con mucho empuje personal y ganas, creo que todo es posible de lograr. En mi caso todo salió muy bien, y gracias al equipo también terminamos ganando una medalla, así que te diría que con ganas y esfuerzo todo es posible.

¿Crees que ser mamá te cambió de alguna manera como persona y como jugadora de hockey?

Yo creo que sí, ser madre cambia algunas cosas como la paciencia, por ejemplo, quizás antes tenía menos paciencia que ahora, quizás también pienso que la edad me la puede haber dado. La empatía también es algo que desarrollé siendo mamá, creo que eso lo practico más con el equipo o en el juego mismo.

¿Qué significa que Fran (tu hija) sea hoy parte de tu carrera, de tu día a día como jugadora y como madre?

Me encanta, me encanta poder compartir esto con ella, que siempre está conmigo cuando puede. Por suerte me puede acompañar a la mayoría de los lugares con mi pareja y mi madre, o con quien sea, pero ella siempre está ahí, me encanta que pueda vivir este deporte de equipo porque es hermoso, por los valores que representa este deporte. que es maravilloso y que lo vive y lo valora (ya sea este deporte o cualquier otro que elija).

Rocío, queremos darte las gracias, esperamos que sigas disfrutando de esta enorme carrera que has conseguido hasta la fecha tras 50 competiciones internacionales y 263 partidos internacionales, y que quedan muchos más por venir.

Fuente: FIHFIHockey – Foto; FIHFIHockey – Video: FIHFIHockey – You Tube