/De otro tiempo – Julián Álvarez y un club selecto: sólo 18 de 25 mil futbolistas marcaron 6 o más goles en la historia del fútbol argentino

De otro tiempo – Julián Álvarez y un club selecto: sólo 18 de 25 mil futbolistas marcaron 6 o más goles en la historia del fútbol argentino

Hacía casi 50 años que un jugador no festejaba tantas veces en un mismo partido. La lista completa.

Un par de datos dimensionan lo que logró Julián Alvarez el miércoles ante Alianza Lima. Desde 1891, año en que se jugó la primera liga en el país, y desde 1893, año en que se reconoce fundada la actual Asociación del Fútbol Argentino, los clubes de primera categoría disputaron poco más de 40 mil partidos entre ligas de Primera División, copas nacionales y copas internacionales. Y participaron, aproximadamente, unos 25 mil futbolistas. Sólo 18 marcaron 6 o más goles en un partido. El anterior, hace casi 50 años.

Hay nombres conocidos, como el de Arsenio Erico, Francisco Varallo, Roberto Cherro, Jaime Sarlanga o Juan Alberto Taverna. Otros que alguna vez fueron recordados en alguna nota, como el de Maximiliano Susan, Rafael Moreno o Alberto Marcovecchio. Y otros recuperados del arcón de los recuerdos, en su mayoría apellidos vinculados a la comunidad británica, la que introdujo el fútbol en el país.

Antes de recordar fechas, nombres y partidos, vamos aclarar dos escenarios. El primero, una verdad de perogrullo: el fútbol siempre jugó 11 contra 11, con terrenos delimitados reglamentariamente, una pelota, un árbitro y dos líneas. No era fácil golear antes ni ahora. Segundo, una goleada de River con una super producción goleadora de Julián Alvarez en el marco de la primera ronda de la Copa Argentina. Imaginemos un resultado abultadísimo, por más de 10 goles y el Araña marcando también más de 10. ¿Alguien discutirá el récord en un partido oficial? Con seguridad que no. De eso se trata las marcas del pasado.

Nadie pudo hasta ahora igualar la hazaña de Maximiliano Susan, correntino, goleador de Estudiantes, por entonces sin la aclaración de Buenos Aires o de Caseros, un equipo integrado en su mayoría por estudiantes universitarios. Susan, en 1915 y a los 27 años, se recibió de veterinario. Dejó el fútbol para dedicarse de lleno a su profesión. En un partido de la Copa Competencia de 1909, similar a cualquier copa de las que se juega ahora, Estudiantes goleó 18 a 0 a Lomas Athletic Club, que aún existe pero que abandonó el fútbol en la década del 10.

No lo igualó nadie y tampoco se acercaron muchos. Ni en aquella época ni en esta. En el segundo lugar en el podio aparece Henry Cunningham, apellido escocés si los hay, que jugaba en Reformer, un equipo de Campana vinculado al ferrocarril, que goleó 12 a 0 a Barracas Athletic (sin vínculos con Barracas Central o Sportivo Barracas) por el torneo de Primera División de 1905, que ganó Alumni y del que participaron apenas siete clubes.

Después hay cuatro jugadores que anotaron 7 goles en un partido. Juanchi Taverna tiene su altar en el profesionalismo. El 6 de octubre de 1974, Banfield derrotó 13 a 1 a Puerto Comercial de Ingeniero White por el torneo Nacional y el delantero del Taladro se despachó con 7 goles. Vale aclarar que, como sucedía en los primeros torneos nacionales, el equipo de la Liga del Sur era casi amateur.

Juan Alberto Taverna, el único jugador que marcó 7 goles en un partido en la era profesional.

Juan Alberto Taverna, el único jugador que marcó 7 goles en un partido en la era profesional.

También es conocido Roberto Cherro porque su nombre apareció como objetivo a superar por Martín Palermo, algo que logró el Titán. Cherro, en el torneo de 1930, que ganó Boca, marcó 7 goles en la victoria ante Honor y Patria por 9 a 1, el 29 de marzo de 1931, en la penúltima fecha del torneo de Primera División.

Roberto Cherro, segundo máximo goleador de la historia de Boca. roberto cherro-boca campeon 1931

Roberto Cherro, segundo máximo goleador de la historia de Boca. roberto cherro-boca campeon 1931

Los otros dos nombres, en la primera década del siglo XX, también suenan británicos: Carlos Lett, del poderoso Alumni, en la goleada por 14 a 0 a Reformer el 20 de junio de 1905. Y Edwin Ruthven Hood, de Reformer, que goleó a Barracas Athletic por 11 a 0. Un detalle de aquel encuentro es que el perdedor jugó con apenas 8 hombres, algo previsto en el reglamento.

En el siguiente escalón, con seis goles, aparecen 12 jugadores, con la incorporación reciente de Alvarez. El primero en lograr esa marca fue un tal Syer Barrington de Flores Athletic (un club que tenía el campo de juego muy cerca de la actual cancha de Ferro), que goleó 11 a 0 a Palermo Athletic, el 16 de mayo de 1897. Fue en la última década del siglo XIX, la fundacional, bien británica. El otro, Thomas Allen, de Lanús Athletic (nada que ver con el actual Lanús), que venció 8 a 0 a Palermo Athletic en 1899. Charles Wahley y A. B. Cullerme, de Belgrano Athletic, y Ernesto Brown, de Alumni, completaron la etapa británica.

Racing fue el primer gran campeón de matriz criolla y Alberto Marcovecchio uno de sus grandes goleadores. En 1913, en la primera instancia de la Copa Competencia, le tocó enfrentar a Unión de Santa Fe. La Academia, apodo que recibió ese año en el que logró su primer título de Primera División, se impuso 8 a 0 con 6 goles de Marcovecchio. Después, Salvador Carreras, goleador del torneo de 1920 con Vélez, también anotó seis pero para Sportivo Balcarce que venció 6 a 2 a Porteño.

El peso específico de los otros cuatro nombres, ya todos en la era profesional, sextuplica la hazaña del delantero de River. Francisco Varallo (6 en el 7-1 de Boca a Chacarita de 1933), el cuarto goleador de la historia xeneize; Arsenio Erico (6 en el 7-1 de Independiente a Quilmes en 1937), el máximo goleador de la historia de Independiente) y segundo del fútbol argentino detrás de Angel Labruna sumando todas las competencias); Jaime Sarlanga (6 en el 7-2 de Boca a Atlanta en 1941), quinto máximo goleador de la historia de Boca; y Rafael Moreno (6 en el 8 a 0 de Argentinos a Lanús en 1972), cuarto goleador histórico de Argentinos Juniors.

Francisco Varallo hizo seis goles en la victoria de Boca sobre Chacarita por 7 a 1 en la Copa Competencia de 1933.

Francisco Varallo hizo seis goles en la victoria de Boca sobre Chacarita por 7 a 1 en la Copa Competencia de 1933.

Para completar el récord, Álvarez se transformó en el primer jugador de River en marcar seis goles en un partido, y justo el día de un nuevo aniversario del club. Y es el tercer futbolista en lograr esa marca en la Copa Libertadores. Igualó a Juan Carlos Sánchez, otro argentino, que lo había hecho en 1985 en la goleada de Blooming de Bolivia a Deportivo Italia de Venezuela por 8 a 0.

Y un registro nuevo, gracias al periodista que maneja la cuenta @ElDatoFutbolero, que mostró un video de 1999 en el que se ve claramente que Fernando Baiano de Corinthians, anotó seis goles en el 8-2 a Cerro Porteño, y uno de ellos se le había adjudicado a Indio, tanto el árbitro como la mayoría de los medios. Más allá de la planilla oficial, lo que vale en estos casos es quién lo hizo. Es la verdad histórica. Y de los 3, el Araña es el más joven.

Y un registro nuevo, gracias al periodista que maneja la cuenta @ElDatoFutbolero, que mostró un video de 1999 en el que se ve claramente que Fernando Baiano de Corinthians, anotó seis goles en el 8-2 a Cerro Porteño, y uno de ellos se le había adjudicado a Indio, tanto el árbitro como la mayoría de los medios. Más allá de la planilla oficial, lo que vale en estos casos es quién lo hizo. Es la verdad histórica. Y de los 3, el Araña es el más joven.

Fuente:Oscar BarnadeOscar Barnade  Clarín.com Deportes – Fotos:  Juano Tesone. – Clarín.com Deportes – Twitter:

El Dato Futbolero@ElDatoFutbolero – Clarín.com Deportes – Video: CONMEBOL Libertadores – You Tube -Clarín.com Deportes