/Fecha 14 Con un golazo y dedicatoria del sobrino nieto de Maradona, el Central Córdoba de Balbo goleó a Colón y se despega del descenso

Fecha 14 Con un golazo y dedicatoria del sobrino nieto de Maradona, el Central Córdoba de Balbo goleó a Colón y se despega del descenso

En el Madre de Ciudades, el Ferroviario se impuso 3-0 gracias a los tantos de Claudio Riaño, Martínez y Hernán López, sobrino nieto del Diez. El Sabalero no levanta cabeza.

Central Córdoba consiguió lo que buscó y necesitaba: una victoria que le permitiera respirar ante el agobio de los promedios. Ahora, le saca siete puntos de ventaja a Aldosivi, el segundo de la tabla de los que descienden. No es poco. Le alcanzó con aprovechar sus momentos y lo que generó de manera implacable. Por eso el 3-0 que dejó a Colón de Santa Fe lejos de todo y sin levantar cabeza.

Claudio Riaño le alcanzaron veinte minutos en el campo de juego para ser un protagonista central. Lo amonestaron por juego brusco, sintió una molestia, a los 17 -de media vuelta, desde afuera del área, tras un pase de Soraire- marcó el primer gol para Central Córdoba. Tres minutos después salió reemplazado por Kaprof a consecuencia de aquella molestia. Todo a un ritmo de vértigo que al partido le faltó.

 

Se trató de un partido cambiante, trabado al principio. Con dos equipos con visibles dificultades para llegar al arco rival. Sirve una estadística del primer tiempo: uno de los únicos dos remates que fueron estrictamente al arco terminó en el gol de los santiagueños.

Desde lo visual el que más intentó fue el Colón de Sergio Huevo Rondina, que volvió a Santiago del Estero tras su salida como DT. Tuvo más la pelota, se acercó más al área, pero -más allá de eso y de los 8 corners con los que contó en la primera mitad- convirtió al arquero rival, Rigamonti, en una suerte de espectador dentro del campo.

El segundo tiempo fue otra cosa: un breve festival de contundencia de equipo de Abel Balbo -que logró su tercera victoria en cinco partidos-. A los 5, se lo perdió Mettilli, con el arco vacío. Luego, en 4 minutos entre los 20 y los 24, pasó de ganar a golear: primero, con un penal (mano de Delgado, sancionado vía VAR) que convirtió Alejandro Martínez; luego con un preciso zurdazo de Hernán López Muñoz. Liquidado.

Lo que siguió fue un agregado reglamentario. Lo que valió tres puntos imprescindibles para el Ferroviario.

Fuente: Clarín.com Deportes – Foto:  Prensa Central Córdoba – Clarín.com Deportes – Tweets:Liga Profesional de Fútbol@LigaAFA – Clarín.com Deportes