//El mejor Lionel Messi de Barcelona y el que disfruta de la selección empieza también a verse en Paris Saint Germain

El mejor Lionel Messi de Barcelona y el que disfruta de la selección empieza también a verse en Paris Saint Germain

Más integrado y con la motivación alta, hizo un doblete, con golazo de chilena incluido, en el 5-0 a Clermont; Neymar fue su socio.

Si bien Paris Saint Germain ganaba 3-0 y solo quedaban 10 minutos, a Lionel Messi ni se le ocurrió meter el partido en el freezer ni hacer circular la pelota de manera intrascendente para que se consumiera el tiempo. Le quedaba fútbol por desplegar. Su motivación, en el semestre que desembocará en el Mundial, es muy alta. Cuando eso ocurre, futbolísticamente es muy expresivo. Y lo traduce con su continuidad e implicación en el juego, actitud que lo predispone para intervenciones descollantes, como el acrobático gol de chilena para cerrar el 5-0 al débil Clermont, en la apertura de la Ligue 1.

El seleccionado argentino lo tiene entusiasmado a Messi y en esta temporada se puede dar la pata que estaba faltando: su integración a PSG, tras para pagar el derecho de piso de una temporada en un club y en una competencia en los que cayó impensadamente con el paracaídas que le puso Barcelona hace un año. A Messi hay que mirarle tanto los pies como los gestos. Aun siendo introvertido y reacio a mostrar sus sentimientos, su rostro suele funcionar como un espejo de su interior, de sus sensaciones.

Esta segunda temporada la empezó con las facciones más relajadas y una propensión natural a establecer sonrisas cómplices con sus compañeros, especialmente con su amigo Neymar, que sabe tocar las teclas del ánimo del rosarino.

Messi comienza a disfrutar en PSG como no ocurría, de la manera que tantas veces se lo vio en Barcelona. Esos síntomas van más allá de la goleada de este sábado, porque en la Ligue 1 anterior, que PSG obtuvo por una diferencia de 15 puntos, en la visita a Clermont también había arrasado, con un 6-0, distribuido en hat-tricks de Neymar y Kylian Mbappé, con tres asistencias de Leo.

Lo más destacado de la goleada de PSG

A seis días del 4-0 a Nantes en la conquista de la Supercopa de Francia, el entrenador Christophe Galtier repitió la formación, algo que nunca sucedió en el año y medio de gestión de Mauricio Pochettino. Volvió a quedar al margen Mbappé, más por precaución, a causa de una molestia en los aductores de una pierna. El entrenador francés aclaró que seguramente estará en la próxima fecha, ante Montpellier, y que si el de este sábado hubiera sido un encuentro de Champions League lo habría arriesgado al goleador de Ligue 1 pasada, con 28 tantos.

Sin Mbappé, Messi ocupó la función de falso centro-delantero, con libertad absoluta de movimientos, mientras Pedro Sarabia y Neymar ventilaban el ataque desde posiciones más abiertas. El esquema táctico tiende a consolidarse en una línea de tres zagueros (Ramos, Marquinhos y Kimpembe), dos carrileros (Hakimi y Mendes), dos volantes en la sala de máquinas (Verratti y Vitinha, el refuerzo portugués por el que pagaron poco más de 40 millones de euros) y tres delanteros con mucha movilidad e intercambio de posiciones.

La portada de L’Equipe: Un recital en la noche de estreno

"Un recital en la noche de estreno", dice la tapa de L'Equipe, que siempre fue riguroso con el astro argentino
«Un recital en la noche de estreno», dice la tapa de L’Equipe, que siempre fue riguroso con el astro argentino

El equipo parece mejor estructurado que en la época de Pochettino. Galtier está satisfecho con el equilibrio en un PSG que tenía tendencia a partirse y sufrir con las transiciones rivales. Los dos encuentros oficiales de este curso los resolvió con goleadas y sin recibir tantos. “Tenemos mucho talento, pero también veo las ganas colectivas de querer recuperar pronto la pelota con intensidad. El equipo jugó muy bien, los muchachos quieren jugar juntos, se están esforzando. Pablo se esfuerza, Messi y Neymar retroceden”, expresó el entrenador que llegó desde Niza.

Circunspecto, Galtier dejó que el gol de chilena se expresara por sí solo (“Es simplemente Leo. No hay nada más que decir”) y se explayó más sobre la función de Messi en el equipo: “Hablé con Leo durante nuestra estada en Japón y también con el sector defensivo para asegurarme de que pueda rendir bien todo el tiempo. Tiene un sentido táctico muy agudo, muy claro. Rápidamente ve dónde tiene que ponerse, la forma de posicionarse. Le gusta jugar con los jugadores que le rodean. Cuando Leo sonríe, el equipo también sonríe”.

El gol de chilena de Messi, el quinto en la paliza de PSG a Clermont
El gol de chilena de Messi, el quinto en la paliza de PSG a Clermont

Messi puede decidir partidos por su cuenta, pero también siente la necesidad de un colectivo que lo cobije y sepa ejecutar un plan. Por eso descolló en el Barcelona de Pep Guardiola, avala la gestión de Lionel Scaloni y hay indicios de que este curso en PSG puede ser mucho más fructífero que el pasado.

Por lo pronto, mientras en 26 partidos de la Ligue 1 anterior convirtió 6 goles –su cifra más baja en 16 años de campeonatos de liga-, ahora despuntó con dos festejos en la jornada inaugural. También muy enchufado se lo observa a Neymar, como reaccionando al tirón de orejas público que en la pretemporada le lanzó el presidente Nasser Al-Khelaifi, en el sentido de que en el equipo ya no había lugar para los que no lleven su carrera de forma profesional y comprometida. Le entreabrió una puerta de salida que hizo reaccionar al brasileño, que al igual que Messi tiene marcado con resaltador al Mundial.

Neymar abrió la goleada, luego de Messi tocara la pelota con la pierna derecha, sin que llegara a ser una asistencia, aunque algunos analistas quisieron ver un pase-gol. Neymar dio las asistencias para el 2-0 de Hakimi, en un contraataque del que participó Messi, y para el 3-0 de cabeza de Marquinhos.

Messi recibió la pared de Neymar y convierte su primer gol, el 4-0 de PSG
Messi recibió la pared de Neymar y convierte su primer gol, el 4-0 de PSGJEAN-PHILIPPE KSIAZEK – AFP

Activo en la construcción del juego -dio 35 pases en campo rival y fue el que más gambetas intentó-, Messi no se conformó con la victoria asegurada. Buscó su gol. Lo encontró primero tras una combinación con Neymar y, seis minutos más tarde, con una chilena. El exquisito pase había sido de Leandro Paredes, que había entrado un rato antes y tiene un acuerdo económico para pasar a Juventus. Falta el arreglo entre los clubes. Mientras la Vecchia Signora primero quiere transferir al brasileño Arthur y ofrece un préstamo con opción de compra, PSG pretende una venta por alrededor de 20 millones de dólares.

En un ciudad (Clermont-Ferrand) en la que el rugby es el principal deporte, los hinchas locales terminaron reconociendo la magia futbolística de Messi. Su golazo de Messi obligó a hacer memoria. ¿Ya había hecho otro gol de chilena? No hay recuerdos. A los 35 años, el genio sigue sorprendiendo.

Fuente:Ir a notas de Claudio MauriClaudio Mauri  LA NACION – Fotos: JEAN-PHILIPPE KSIAZEK – AFP – L’Equipe – LA NACION Deportes – Instagram: leomessi – Video: ESPN – LA NACION Deportes