//El deportista que ganó 13 títulos mundiales y a los 86 enfrenta la cuarentena en soledad y con optimismo

El deportista que ganó 13 títulos mundiales y a los 86 enfrenta la cuarentena en soledad y con optimismo

Aarón Sehter en una foto de finales de los 50, jugando para Temperley. Crédito: archivo personal Aarón Sehter

Aarón Sehter es uno de los deportistas argentinos más exitosos a nivel internacional de todas las disciplinas. Amigo íntimo de otros grandes como Luis Alberto Nicolau, Roberto De Vicenzo y Amadeo Carrizo, Sehter ganó 13 títulos mundiales de Pelota Vasca, que en nuestro país se conoce popularmente como Pelota a Paleta . Hoy, a los 86 años, transita la cuarentena solo y con un optimismo admirable.

“Quique” no tiene familiares vivos. No tuvo hijos, sus padres -inmigrantes rumanos-, fallecieron hace muchos años, lo mismo su hermana, mayor que él. Se casó cuando tenía 48 y se divorció veinte años después. Solo tiene dos sobrinas, septuagenarias. Pero pese la soledad , no se percibe un atisbo de abatimiento en su voz. Igual que en sus épocas de jugador. “Era un león , había que matarlo para meterle un tanto”, lo describen quienes lo vieron con la paleta en la mano.

Aarón Sehter fue condecorado en 2017 por la Federación Internacional de Pelota Vasca como uno de los más grande pelotaris de la historia. Campeón mundial en varias modalidades entre 1952 y 1982, fue el "Di Stefano" de su deporte.
Aarón Sehter fue condecorado en 2017 por la Federación Internacional de Pelota Vasca como uno de los más grande pelotaris de la historia. Campeón mundial en varias modalidades entre 1952 y 1982, fue el “Di Stefano” de su deporte. Crédito: FIPV

Le consultamos a Sehter cómo pasa sus días en la cuarentena: “Tranquilo, algo aburrido, esperando que se termine. Salgo una vez por semana o cada diez días para hacer las compras. No miro noticiosos porque son todas pálidas”. El deportista dice que después de esta pandemia de coronavirus “va a cambiar la forma de vivir en el mundo, en todos los sentidos”. El pelotari (como se los denomina a los jugadores de Pelota) vive en Corrientes al 1600, en pleno centro de Buenos Aires.

Sehter con Néstor Delguy, otro gigante de la Pelota, con quien ganó la Copa La Nación en 1957 jugando para Temperley. Sehter también jugó para River, Huracán, Racing e Independiente, entre otros grandes clubes.
Sehter con Néstor Delguy, otro gigante de la Pelota, con quien ganó la Copa La Nación en 1957 jugando para Temperley. Sehter también jugó para River, Huracán, Racing e Independiente, entre otros grandes clubes. Crédito: archivo personal Aarón Sehter

En lo económico , la cuarentena también supone una acechanza . Y para una persona de 86 años, que no recibe ayudas de ningún tipo, puede ser una condena mortal. No para Sehter, que explica: “Me mantengo con mi jubilación. Cobro un poquito más de la mínima, pero me arreglo sin problemas. Lo único bueno de la cuarentena es que me ahorro mucha plata en café, antes me tomaba tres por día”.

Una entrañable amistad con Amadeo Carrizo

En su libro autobiográfico “La Pelota y yo” Sehter cuenta que fue fichado por River a los 13 años, en la categoría Cadetes, en 1947. A los 16 tuvo que reemplazar a un delantero que se lesionó en una final. Ganó y salió campeón. De ahí en adelante fue titular y figura por 30 años en el ámbito nacional e internacional.

Sehter con Antonio Carosella, cuando actuaban para River. "El canchero de River era Bernabé Ferreyra -remomora Sehter-, una persona excepcional".
Sehter con Antonio Carosella, cuando actuaban para River. “El canchero de River era Bernabé Ferreyra -remomora Sehter-, una persona excepcional”. Crédito: archivo personal Aarón Sehter

En esos primeros años en River entabló una íntima amistad con Amadeo Carrizo , el histórico arquero del fútbol argentino. “Éramos muy amigos con Amadeo, hablábamos por teléfono todas las semanas. Yo sabía que no andaba muy bien de salud y la última vez que lo llamé me atendió un señor. Ahí me preocupé. Luego me enteré de su fallecimiento. Amadeo le tenía mucho miedo a la vejez y a la muerte. Nos conocimos cuando yo jugaba en cancha abierta para River. Él venía a ver mis partidos con otros compañeros del equipo de fútbol y charlábamos mucho. Concentrábamos juntos en el Monumental. Era una persona muy sencilla”.

El veterano campeón consagró su vida a la Pelota . Jugó en primera división hasta los 45 años, luego se mantuvo haciendo exhibiciones y disputando algunas copas, y llegó a participar del mundial 1982, en México. En paralelo, Sehter hizo un culto de la amistad. Vivió para los amigos y, aunque muchos hoy han muerto, sigue teniendo su “barra” en GEBA, el club al que más quiso y del que es un símbolo viviente.

El podio en el Mundial de 1962 en Pamplona, España, tras vencer a los franceses en la final de Pelota de Cuero en Trinquete. Fue 40-39 para Sehter y Juan Labat en uno de los partidos más recordados de los Mundiales de Pelota.
El podio en el Mundial de 1962 en Pamplona, España, tras vencer a los franceses en la final de Pelota de Cuero en Trinquete. Fue 40-39 para Sehter y Juan Labat en uno de los partidos más recordados de los Mundiales de Pelota. Crédito: archivo personal Aarón Sehter

Los proyectos post-pandemia

Sehter, un espíritu inquebrantable, hace planes para cuando finalice el confinamiento: “Cuando se termine esto de la pandemia quiero ver si puedo sacar una tiradita más de mi libro. Hasta ahora vendí 500 ejemplares, pero casi sin ocuparme. Y eso que di treinta años de ventaja. Lo publiqué en 2017, pero lo tendría que haber hecho en los años 80, cuando me retiré. En ese momento habría vendido más de mil libros en un solo año”.

La portada del libro autobiográfico de Aarón Sehter: "La Pelota y yo".
La portada del libro autobiográfico de Aarón Sehter: “La Pelota y yo”.

Y eso no es todo. Sehter también proyecta su futuro sentimental. “Tengo un amiga con la que hablamos por teléfono cuatro veces al día. Nos conocemos hace 50 años. Es una hermosa mujer. Cuando esto se termine vamos a ver si podemos encontrarnos”.

Fuente_ Eduardo Barraza – LA NACION DEPORTES / JR – www.actualidaddeportiva.com.ar – Fotos:  Crédito: archivo personal Aarón Sehter – Crédito: FIPV – LA NACION DEPORTES