//Derechos de TV: el fútbol global captura el 40 por ciento de una “torta” de 52 mil millones de dólares y otros deportes masivos solo algunas migajas

Derechos de TV: el fútbol global captura el 40 por ciento de una “torta” de 52 mil millones de dólares y otros deportes masivos solo algunas migajas

El valor del mercado global de derechos de TV del deporte fue de 52.100 millones de dólares en 2021, con un incremento de 7.200 millones de dólares con respecto a 2020.

¿Cuánto cuestan los derechos de todo el fútbol que miramos? ¿Y las finales de Masters 1000 de tenis? ¿Y Augusta? ¿A cuánto cotiza cada temporada de la Fórmula 1? ¿Y el cricket, o la NFL, en esas culturas donde esas prácticas deportivas resultan imprescindibles? Los valores de los derechos de transmisión deportivos continúan siendo una medida interesante para determinar cómo se reparten los ingresos que pagan las televisoras, las compañías de medios y cada vez más las plataformas de streaming que revolucionan el modo de consumir los contenidos.

El valor del mercado global de derechos de TV del deporte fue de 52.100 millones de dólares en 2021, con un incremento de 7.200 millones de dólares con respecto a 2020 cuando la pandemia hizo que muchos presupuestos fueran recortados. Esta recuperación -en 2020 los derechos de TV sumaron 50.900 millones de dólares- continúa teniendo al fútbol como el deporte que representa la porción más grande de la torta: 20.800 millones de dólares, el 39.9 por ciento del total que se invierte en la compra de derechos.

Los datos corresponden al Global Media Report 2021 que elabora cada año la consultora británica SportBusiness. El informe demuestra que un paquete de 10 deportes son los que se quedan con los mayores montos acumulados por la venta de derechos: 47.900 millones de dólares sobre ese total de 52.100 millones facturado por toda la industria deportiva con sus derechos audiovisuales. En 2020, ese grupo de diez deportes había acumulado 41.500 millones de dólares.

Es evidente que el deporte profesional, post Covid-19, vuelve a recuperar dinero en materia de derechos. Un relevamiento de otra consultora como Ampere Analyisis aporta otro dato valioso: en 2021, los derechos comprados por plataformas de streaming como DAZN y Amazon, representan el 20 por ciento de los derechos de las cinco ligas principales del fútbol europeo. En 2021 representaban el 12 por ciento.

Eder Militao, de Real Madrid frente a Pedri Gonzalez, de Barcelona, en una escena del clásico español
Eder Militao, de Real Madrid frente a Pedri Gonzalez, de Barcelona, en una escena del clásico españolAngel Martinez – Getty Images Europe

El fútbol concentra con su casi 40 por ciento el mayor volumen de dinero. Luego aparece NFL (15.4%), el básquet (8.5%), el beisbol (7.6%), los deportes universitarios de Estados Unidos (5.8%), los deportes motores (3.9%), el hockey sobre hielo (3.3%), el cricket (3%), los eventos multideportivos -Juegos Olímpicos- (2.3%), el golf (2.1%) y un lote de deportes que incluyen al rugby, el tenis y otras disciplinas que juntas logran sumar el 8 por ciento del gasto global.

Estados Unidos fue en 2021 el territorio donde impactó con más fuerza toda la inversión hecha en derechos: concentra el 45.2 por ciento de la torta con 23.500 millones de dólares. Por el contrario, el informe de SportBusiness refleja que Brasil y el resto de Latinoamérica serán la región con un crecimiento más lento de esas inversiones que cayeron fuertemente durante la pandemia.

Carlos Alcaraz la estrella del momento en el tenis
Carlos Alcaraz la estrella del momento en el tenis

Sobre una masa total que ronda los 50 mil millones de dólares en derechos, hay dos deportes que tienen un alcance global y con fanáticos reconocibles en cualquier punto del planeta: el tenis y el golf. Sus ejecutivos saben que hay mucho por crecer en la negociación de sus activos. Según cálculos hechos por la ATP, el tenis factura solo 700 millones de dólares por todos sus derechos y es el cuarto deporte con mayor cantidad de fanáticos en el mundo. La cuenta indica que el tenis recibe de la TV cerca de 50 centavos de dólar por fanático, mientras que el golf logra facturar seis veces más: 3 dólares.

Tal vez no sea casualidad que esas dos actividades sean el próximo contenido que pasará por el laboratorio de embellecimiento de Netflix para capturar fanáticos mediante la ficcionalización de sus avatares -como hizo Drive to Survive en Fórmula 1- y convertirlos luego en consumidores de las competencias oficiales del mundo real. Esa torta reclama un reparto más amplio.