//Cumpleaños del 10 Los 35 momentos de la vida de Messi: de su origen como futbolista a la ilusión Mundial

Cumpleaños del 10 Los 35 momentos de la vida de Messi: de su origen como futbolista a la ilusión Mundial

La Pulga celebra rodeado de su familia y amigos y, por cada año vivido, se desprenden singularidades que componen su carrera.

Rosarigasino. Apenas 13 años vivió Lionel Messi en la Argentina: desde que su familia se instaló en Barcelona lleva 22 temporadas en Europa. El último de ellos en París y el resto en España, donde predomina el catalán. No perdió un matiz de su fonética rosarina ni se le pegó el acento.

Agujas. En una época si el pequeño Messi dormía en casa ajena, lo primero que hacía cuando llegaba era ir a la heladera: dejaba el medicamento que se aplicaba por las noches. El tratamiento intensivo que le permitió a La Pulga ganar altura implicaba inyecciones diarias que, durante dos años, él mismo se las aplicó todas las noches. Una dosis al cuádriceps derecho, la otra al izquierdo.

Altura. El tratamiento utilizado dio resultado: en 30 meses creció 29 centímetros. Casi un centímetro mensual en dos años y medio. Hoy mide 1,70 metros y le pronosticaban una altura no mayor al metro y medio.

Lionel Messi en la Masía, la cantera del Barcelona. Foto archivoLionel Messi en la Masía, la cantera del Barcelona. Foto archivo

Contrato. El primer contrato de Messi con Barcelona fue de Jorge, su padre. El club lo contrató como “informador de partidos”, con un salario acorde a sus funciones que completaban ingresos anuales por 60.000 euros, a razón de 5.000 mensuales. Lionel tenía 14 años.

Pase libre. Ese documento fue fundamental para que Lionel pudiera fichar con Barcelona: FIFA instó a Newell’s liberar su pase ya que el juvenil se encontraba en esa ciudad europea junto a su familia y lo asistía el derecho a vivir junto a su padre, quien tenía un trabajo formal es España.

Servilleta. Pero el primero de los contratos fue informal: en una servilleta y lleva, entre otras, la firma del director deportivo Carles Rexach, quien lo vio en un amistoso jugando con chicos más grandes y no quiso perderse lo que veía. “Bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra se compromete a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas”, dice el texto de la servilleta que se muestra en el museo.

lionel messi contrato servilletalionel messi contrato servilleta

Calcio. Los que se perdieron esa oportunidad fueron los italianos: el Como, club del Norte de la península itálica, no se comprometió cómo lo hizo el Barcelona con los ingresos que le permitían a la familia establecerse en el país y pagar el tratamiento. Antes, River que no hizo demasiado por destrabar el pase de Newell’s.

Derrotero. Entre 2001 el primer semestre de 2003 se desempeñó como juvenil, sin aspiraciones de Primera. El comienzo de la temporada 2003-2004 fue distinta: del Juvenil B al Juvenil A. Luego debutó con el Barcelona C de la Tercera División de España, más tarde Barcelona B y finalmente al plantel superior.

Multipremiado. Lo que sigue con el club catalán es sabido por todos: 7 veces el Balón de Oro, 6 premios de la FIFA al mejor jugador del mundo y la misma cantidad de Botas de Oro. En 2020 fue el primer futbolista -y el primer argentino- en recibir un premio Laureus, galardón que se otorga a los mejores deportistas del mundo.

Todos los trofeos ganados por Lionel Messi en el Barcelona. Foto: @fcbarcelonaTodos los trofeos ganados por Lionel Messi en el Barcelona. Foto: @fcbarcelona

Campeón en clubes. Con el Barcelona ganó 35 títulos, entre ellos, 10 de La Liga, 4 Champions League de la UEFA y 7 Copas del Rey. En el Paris Saint Germain, se alzó con el título local en su primera temporada.

Pichichi. En 2012 metió 86 goles e ingresó en el libro Guiness de los récords por haber marcado tantas veces en un mismo club. Gracias a esos festejos, fue goleador de La Liga, de la Supercopa española y de la de Europa, además de ser el futbolista no europeo con más goles en la Champions.

Recordman. Los récords, para Messi, son una costumbre. El último lo consiguió en el último amistoso ante Estonia gracias a los cinco goles: superó a Ferenc Puskas en la tabla histórica de goleadores de selección. Leo tiene 86 tantos en 163 partidos con la Albiceleste.

Lionel Messi el día que cumplió 20 años. Foto Juano Tesone (archivo)Lionel Messi el día que cumplió 20 años. Foto Juano Tesone (archivo)

Rompe redes. De esos goles, 39 fueron en amistosos y mientras que 47 repartidos en Eliminatorias (28), Copa América (13) y Mundiales (6).

Desde el suelo. Antes de patear los tiros libres, Messi se ata los cordones. ¿Por qué? Para mirar al arquero, al que no alcanza a divisar, por una cuestión de altura, por arriba de la barrera. Entonces se arrodilla y desde allí ve dónde está ubicado el guardameta.

Benjamin. Con la Selección, es el argentino más joven en participar y también convertir un gol en un Mundial. Fue el que le hizo a Serbia y Montenegro, el sexto, en Alemania 2006, con José Pékerman como entrenador. Lo logró con 18 años, 11 meses, y 21 días.

Lionel Messi y la cinta de capitán: se convirtió en un conductor. Foto ReutersLionel Messi y la cinta de capitán: se convirtió en un conductor. Foto Reuters

Capitán. La capitanía llegó cinco años después de su primer Mundial, el que se lo recuerda cabizbajo sentado en el suelo ante Alemania, sin chances de ingresar porque Pekerman había agotado los cambios. En 2011 se puso la cinta y no se la sacó más: jugó las finales de Brasil 2014, la Copa América 2015, la Centenario y ganó las de la Copa América 2021 y la Finalissima ante Italia, en Wembley.

Oceanía. Existe solo una federación de fútbol que no recibió goles por parte de Messi y es la de Oceanía, aunque tiene una explicación: Lionel nunca enfrentó a una selección de ese continente. A las de Conmebol –por Eliminatorias, Copas continentales y de otra índole- le repartió 44 goles. A las europeas, 19. Del centro y norte del continente americano, 15; y de África, 5.

Goles para todos. Le hizo goles a 30 selecciones diferentes pero las más goleadas son de nuestro Continente. A la que más le convirtió fue a Bolivia con ocho tantos, seguido de Uruguay Ecuador, ambos con seis.

A su medida. Pero para llegar a todos esos números hubo un partido fundamental: el primero con la camiseta argentina en juveniles y cuando era un completo desconocido. El entonces presidente de la AFA, Julio Grondona, organizó dos amistosos relámpago que le dio carácter de oficial con “planilla FIFA” para blindarlo ante el interés de España por sumarlo.

Lionel Messi festeja un gol que le hizo al seleccionado de Uruguay por las Eliminatorias del Mundial de Qatar 2022. Foto: Mauro AlfieriLionel Messi festeja un gol que le hizo al seleccionado de Uruguay por las Eliminatorias del Mundial de Qatar 2022. Foto: Mauro Alfieri

El primer grito. El primero fue en la cancha de Argentinos ante la Sub-22 de Paraguay, con victoria Albiceleste por 8 a 0. Leo ingresó por el Pocho Lavezzi y metió el sexto gol. Dos días más tarde, hizo dos contra Uruguay. Esos partidos fueron suficientes para jugar el siguiente Sudamericano.

Sin público. Hubo pocos testigos para el primero de los encuentros: en la cancha de Argentinos hubo entre 200 y 500 espectadores, según las estimaciones. Eran tiempos en los que Lionel no movía la aguja ni atraía multitudes.

Una máquina. Siguió el Mundial Sub 20 de 2005 en Países Bajos: su primera consagración. No comenzó como titular, pero desde el segundo juego fue inamovible. Seis goles, bota y balón de oro de la competencia. Empezó la relación de amor y odio del público argentino, que lo comparaba con Diego Maradona y cuestionaba que no cantara el Himno Nacional.

Messi en la ceremonia de entrega medallas: campeón olímpico. Foto EFEMessi en la ceremonia de entrega medallas: campeón olímpico. Foto EFE

Olímpico. Los laureles, literalmente, llegaron en los Juegos Olímpicos de 2008: con Sergio Batista como entrenador llegó del Barcelona tras la intervención de la FIFA porque el club se negaba a prestarlo. Messi se le plantó a Pep Guardiola y viajó a Beijing antes de que el TAS resolviera su caso, quería ganar la medalla dorada. Y lo logró.

El «retiro». Pero no todas fueron buenas con la Celeste y Blanca. Tras caer en la final de la Copa América Centenario, Messi anunció su retiro de la Selección. Con la Mayor no podía conquistar títulos y se declaró cansado de intentarlo. Fue después de perder tres finales: la del Mundial 2014, la Copa América 2015 y esa edición especial en Estados Unidos. Volvió meses después.

Contra Messi. Otra ausencia se debió a una sanción de cuatro fechas por un insulto a un árbitro asistente tras un encuentro frente a Chile, por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia: la FIFA actuó de oficio porque ni el juez de línea que había recibido el insulto, ni el principal, lo incluyeron en el informe. Cumplió una fecha ante Bolivia y, tras la apelación, le levantaron el castigo.

Lionel Messi y su padre Jorge detrás, después de declarar ante la justicia. Foto DPALionel Messi y su padre Jorge detrás, después de declarar ante la justicia. Foto DPA

La mancha. La única vez que Messi salió en los diarios fuera de la sección Deportes, fue en 2013 y por un tema delicado: estuvo acusado del delito de evasión y protagonizó un proceso que podría haber terminado con la cárcel. Calcularon una evasión de 4,1 millones de euros correspondientes a impuestos por ganancias de patrocinio. Pagó voluntariamente 5,1 millones de la moneda común y dos multas de 1,7 millones de y 1,4 millones para quedar libre de culpa y cargo junto con su padre Jorge.

Millonario. En cuestión de dinero, los números de Messi son tan buenos como los datos que se desprenden de goles y otras estadísticas: la revista Forbes lo incluyó en la lista deportistas que ganaron más de 1000 millones de dólares a lo largo de su carrera.

Otros tiempos. Antes de eso, el dinero no era una característica de los Messi: 900 dólares mensuales salía el primero de los tratamientos hormonales que afrontaba la familia, parte absorbido por la prepaga y otra parte por el trabajo del padre de Leo. Cuando eso dejó de ser una opción, fue Barcelona el único club que cumplió con el compromiso de costear las inyecciones.

Además de felicidad… Se calcula que los ingresos tras el contrato firmado el año pasado en el PSG le permiten ganar 4.600 dólares por hora, es decir cinco de aquellas dosis cada 60 minutos.

Messi y Ronaldinho, en épocas de cláusulas cerroja.  Foto AFPMessi y Ronaldinho, en épocas de cláusulas cerroja. Foto AFP

Cláusulas. El primer contrato profesional tenía una cláusula que preveía la rescisión a cambio de 30 millones de euros. La primera modificación fue cuando pegó un salto de categoría y el número creció a 80. Al llegar a Primera ya no había dudas y quien lo quisiese en su equipo, debía pagarle a Barcelona 150 millones, lo mismo que Ronaldinho que entonces estaba en su apogeo y llevaba la 10 del Barça.

Inter. El único que estuvo cerca de pagar esa cifra fue el Inter, antes del Mundial de 2006. Messi todavía no era Messi, pero ya prometía mucho de lo que terminó mostrando. Barcelona se puso firme y no rebajó ni un euro. El club italiano se bajó solo de la negociación.

Marca propia. En su página oficial, vende su propia línea de ropa: desde camperas, a camisetas, conjuntos y accesorios de su línea deportiva, llaveros posters, ropa de vestir, toallas y toallones y hasta una bata con su logo. Todo entre 50 y 60 euros.

Campeones de la Finalissima. Foto APCampeones de la Finalissima. Foto AP

Otros millones. Todo se cuenta de a millones para Messi. En Instagram, lo siguen 340 millones de usuarios. Hay pocas personas con mejor rating: la influencer Kylie Jenner (347 millones) y Cristiano Ronaldo (452 millones).

CR7. Existen pocas cosas en las que el futbolista portugués tiene mejores números que Messi. Además de más seguidores, Cristiano Ronaldo con su selección metió más goles que Leo con la suya: 117 goles en 188 partidos con los lusos, contra 86 en 163 de la Argentina.

Real Madrid. Pero el gran rival de Messi no es Ronaldo: es el Real Madrid. Como futbolista de Barcelona y PSG, el rosarino enfrentó al club madrileño en 47 oportunidades, con 20 triunfos, 16 derrotas y 11 empates. Lo tiene de hijo.

Fuente: Luciano Bottesi  Clarín.com Deportes – Fotos: Seba Pérez (Archivo) – Archivo –  @fcbarcelona – Juano Tesone (archivo) – Reuters – Mauro Alfieri – EFE – DPA – AFP – AP – Clarín.com Deportes