//Córdoba Open: el circuito vuelve a Sudamérica, con Schwartzman como estandarte y Nalbandian como coach

Córdoba Open: el circuito vuelve a Sudamérica, con Schwartzman como estandarte y Nalbandian como coach

En tiempos de pandemia, todo acontecimiento deportivo representa un esfuerzo importante. No escapa el tenis a ese contexto mundial, con muchos cambios dentro del almanaque de las raquetas. Sin embargo, más allá de todas las variantes que se produjeron desde que el coronavirus hizo su irrupción, la gira sudamericana de canchas lentas consiguió mantenerse. Incluso, a pesar de perder un torneo insignia como lo era el ATP 500 de Río de Janeiro, postergado sin fecha. El circuito ATP regresa a estas latitudes con el Córdoba Open, y continuará la semana próxima con el Argentina Open, en Buenos Aires, y concluirá con el torneo de Santiago, en Chile, antes de mudarse al cemento norteamericano (Acapulco y Miami).

Más aún: el torneo de Córdoba, perteneciente a la categoría 250, tendrá el gusto de contar con un Top 10 como Diego Schwartzman como primer preclasificado. Para tener en cuenta: los jugadores de primerísimo orden tienen un calendario muy estructurado, con muchos torneos de carácter obligatorio (los 4 Grand Slams, 8 Masters 1000 y 2 ATP 500), lo que les deja muy poco margen para disputar otras pruebas. En ese sentido adquiere más trascendencia la decisión del Peque de jugar en su casa; obviamente, la comodidad de sentirse local tiene un papel preponderante. En puntos, sólo sumará si se consagra campeón en el Polo Deportivo del estadio Kempes. En 2020, vale recordarlo, perdió la final con el chileno Cristian Garín, que no regresó a defender el título.

Respecto de otras temporadas, hay algunas novedades en cuanto a los nombres. Por primera vez desembarca en nuestro país el francés Benoit Paire, 29° del mundo, talentoso y de rendimientos irregulares, y con buenos antecedentes en canchas lentas; de hecho, sus 3 únicos títulos los obtuvo en esta superficie (Lyon, Marrakech y Bastad). También llegó el serbio Miomir Kecmanovic, de 21 años y 41° del ranking, campeón hace unos meses en el polvo de ladrillo de Kitzbühel, y que en las últimas horas arrojó una carta inesperada sobre la mesa: tendrá a David Nalbandian como entrenador durante las semanas de la gira sudamericana. Se verá cuál puede ser el resultado de este encuentro.

Hay una coincidencia: tanto el unquillense, exnúmero 3 del mundo, como el jugador balcánico, se sienten más cómodos en canchas rápidas. “Es importante para mí contar con David ahora. Fue uno de los mejores de su generación y su experiencia puede ayudarme mucho. Lo vi jugar muchas veces por televisión. Recuerdo cuando venció a los Big 3 (en el Masters 1000 de Madrid 2007), eso fue increíble. ¿Qué me gustaría? Espero que mi revés se pueda parecer al suyo”, le comentó Kecmanovic a la ATP sobre esta nueva experiencia.

A última hora, el torneo sufrió un imponderable lógico de estos tiempos. Guido Pella, que era el cuarto favorito, llegó a Córdoba, se sometió al testeo obligatorio antes de ingresar en la burbuja del torneo… y dio positivo de Covid-19, por lo que quedó al margen de uno de los torneos en los que buscaba recuperar su mejor forma. No tiene suerte con la pandemia el zurdo de Bahía Blanca: en el US Open del año pasado no se pudo preparar de manera adecuada porque su preparador físico tuvo un “falso positivo” y debieron estar varios días aislados como contacto estrecho, y lo mismo le sucedió hace unas semanas en Melbourne, al formar parte de un vuelo en el que se registró un infectado, y las autoridades del Estado de Victoria decretaron el confinamiento de 72 tenistas, entre los que estaba el 44° del mundo. A esto se sumó, claro, el positivo en el análisis que se le hizo este domingo, y que podría dejarlo casi afuera también del torneo de Buenos Aires.

Con Schwartzman y sin Pella, la delegación argentina incluye también a Juan Ignacio Londero, Federico Delbonis, Federico Coria, y dos invitados especiales, Francisco Cerúndolo y Nicolás Kicker, que recibió un wild card tras cumplir con los casi tres años de suspensión por arreglo de partidos. La tercera invitación de los organizadores fue para el chileno Nicolás Jarry. Otros cuatro jugadores de nuestro país buscarán este lunes su lugar desde la clasificación: Facundo Bagnis, Tomás Martín Etcheverry, Camilo Ugo Carabelli y Juan Manuel Cerúndolo. Todo dentro de un cuadro principal de 28 jugadores, con 325.000 dólares en premios y por este año, sin público, dadas las circunstancias sanitarias

Fuente José Luis Domínguez – LA NACION DEPORTES – Fotos: : AFP – Crédito: BRANDON MALONE – ATP 250 – CÓRDOBA – LA NACIONB DEPORTES