//Copa de la Liga: Rosario Central le ganó a un Vélez irreconocible y le dio a alivio a Kily González

Copa de la Liga: Rosario Central le ganó a un Vélez irreconocible y le dio a alivio a Kily González

En un partido aburridísimo, el local se impuso en Arroyito gracias a un gol de Javier Báez; su DT sigue en la mira en cada actuación del conjunto canalla.

ROSARIO, Santa Fe.– En Central vs. Vélezla victoria se quedó en Rosario y eso estuvo bien. Con poco, con escasas virtudes, pero con algunos funcionamientos individuales que le permitieron sostener un aprobado en el balance general, el equipo canalla venció por 1-0 en la segunda fecha de la Copa de la Liga. Ni siquiera debió echar mano a Emiliano Vecchio y Marco Ruben, sus mejores piezas, casi siempre decisivos. Fue el típico partido que se arma desde un gol. A los diez minutos del segundo tiempo, Javier Báez rompió el arco, después de 55 minutos de un espectáculo aburrídisimo.

Cada victoria de Rosario Central sostiene al entrenador Cristian “Kily” González, siempre cuestionado. El empate en el estreno con Arsenal en un gol mostró una faceta vieja y persistente: bajo rendimiento en casi todas las líneas. Con el triunfo de este martes el local rompió una serie de cuatro partidos sin victorias y tras 14 encuentros terminó con la valla invicta.

Compacto de Rosario Central 1 vs. Vélez 0

Las tareas de Gino Infantino, el propio Báez y Emmanuel Ojeda (de lo mejor de la tarde-noche) fueron parte de los argumentos del éxito de Rosario, que el domingo se enfrentará con Boca en el propio estadio de Vélez. Éste mostró un desempeño opaco, soporífero y hasta desconcertante. Jamás tuvo el partido en sus manos, y lejos estuvo de mostrar una reacción acorde al quedar en desventaja.

Sorpresivamente Mauricio Pellegrino dejó en el banco a Lucas Pratto y Luca Orellano, dos baluartes en el éxito sobre Aldosivi en el debut. Ambos entraron en la segunda parte, con Vélez ya abajo en el tanteador, y terminaron aportando a la confusión general.

Vélez no pareció Vélez en su visita a Rosario Central.
Vélez no pareció Vélez en su visita a Rosario Central.Marcelo Manera – LA NACION

El gol llegó tras una pelota parada que ejecutó Walter Montoya y que el uruguayo Matías De los Santos dejó viva casi en el punto del penal, para que el paraguayo Báez, con un derechazo furibundo, hiciera explotar el Gigante de Arroyito. Con chispazos, especialmente de Infantino, Central preocupó a Lucas Hoyos, que debió revolcarse en un par de jugadas.

La mitad final tuvo al menos más intensidad, tras un primer tiempo soporífero. Cortado, con fouls, sin que fluyeran las ideas que potencialmente uno y otro pueden entregar. Por ende, hubo muy poco alrededor de los arcos.

El gol de Báez

Rosario Central impuso cierta intensidad física y por eso contó con mayor tenencia. Con complicidad de Vélez, que se sintió cómodo achicando espacios para salir rápido. La posesión canalla fue inocua y los contragolpes de los de Pellegrino fueron apenas dos corridas de Lucas Janson que terminaron en faltas en la puerta del área del arquero Gaspar Servio.

A los 31, Lucas Gamba inventó un ataque ante el que Hoyos anticipó con eficiencia; Infantino tomó el rebote y Agustín Mulet despejó el remate. Al rato, Agustín Bouzat le robó una pelota en la salida a Emiliano Vecchio y asistió a Janson, pero el disparo de éste, franco desde la medialuna, fue a la posición del guardameta canalla. Salvo el gol y esas ocasiones de peligro, casi no hubo nada en Arroyito. Ambos equipos se neutralizaron y mostraron imágenes desabridas.

Fuente: Pablo Casazza  PARA LA NACION – Fotos: Marcelo Manera – LA NACION – Videos: ESPN.com – LA NACION Deportes