//Copa Davis: por qué una serie que parecía sencilla se convirtió en un sufrimiento innecesario

Copa Davis: por qué una serie que parecía sencilla se convirtió en un sufrimiento innecesario

El desafío ante Belarús terminó 4-1 en favor de la Argentina, pero por falencias propias y virtudes de los visitantes el reto tuvo más obstáculos de los previstos; la responsabilidad de Gaudio.

Con el regreso de la Copa Davis al Buenos Aires Lawn Tennis Club por primera vez en 16 años y la vuelta masiva del público al evento (70% de aforo), con la presencia de un (reciente) ex Top 10 en singles (Diego Schwartzman) y el actual número 7 en dobles (Horacio Zeballos), sumado a una debilitada formación de Belarús (llegó al país sin sus tres mejores raquetas), todo se preparó para que fuera un fin de semana de grandes celebraciones y lucimiento para el equipo argentino.

La historia terminó como se esperaba, porque el conjunto nacional se impuso por 4-1 en los playoffs de la reclasificación para el Grupo Mundial I y en 2022 tendrá la oportunidad de regresar a las Finales (no las juega desde 2019), pero el camino hacia el objetivo final fue un suplicio y, por momentos, se temió que todo concluyera en una gran pesadilla.

https://twitter.com/CopaDavis/status/1439645244954394626?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5Etweetembed%7Ctwterm%5E1439645244954394626%7Ctwgr%5E%7Ctwcon%5Es1_&ref_url=https%3A%2F%2Fwww.lanacion.com.ar%2Fdeportes%2Ftenis%2Fcopa-davis-por-que-una-serie-que-parecia-sencilla-se-convirtio-en-un-sufrimiento-innecesario-nid19092021%2F