//Claudio “Chiqui” Tapia, el dueño de la pelota: aglutina súper poderes y barre al que le pongan enfrente

Claudio “Chiqui” Tapia, el dueño de la pelota: aglutina súper poderes y barre al que le pongan enfrente

El máximo dirigente del fútbol argentino se puso al frente de la primera división, cargo que mantendrá al menos por 90 días.

Por una mañana, Claudio “Chiqui” Tapia cumplió una de sus máximas aspiraciones: que la primera división vuelva a la AFA y se reúna en el edificio de la calle Viamonte. A las 11, puntuales, y con alto nivel de asistencia (24 de los 28 clubes estuvieron representados) los dirigentes de la máxima categoría escucharon al hombre que representa al fútbol argentino en Conmebol. Tapia recordó que un fallo judicial le dio la administración de la Liga Profesional de Fútbol (LPF) y lo llamó a conducir el proceso electoral, interrumpido por un recurso de Marcelo Tinelli, quien en los papeles todavía preside la liga. “Esto nace por una presentación judicial que todos conocen”, recordó Tapia. Y reafirmó su idea de que la primera división sea gestionada por la lista que encabeza Cristian Malaspina (presidente de Argentinos Juniors), la única que tuvo los avales suficientes para presentarse a la elección.

Si bien la Justicia le dio un plazo de 90 días para “normalizar” (según dijo el propio Tapia) la LPF, hay dirigentes que entienden que ese tiempo se extenderá aún más. Y que la influencia del máximo dirigente del fútbol argentino en las cuestiones de la LPF seguirá hasta 2023, cuando vence el mandato original de Marcelo Tinelli. Cabe recordar que el conductor televisivo y empresario accedió al máximo cargo de la LPF tras un acuerdo político: Tapia fue reelecto en mayo de 2020 (un año antes del final de su mandato) y el inventor de Showmatch accedió al cargo principal de la LPF. Con el Gobierno nacional como garante (el acuerdo se hizo en la casa de Sergio Massa), el poder se dividió. Y la LPF tuvo un nuevo estatuto que le recortaba las atribuciones, a medio camino entre la anexión completa por parte de Viamonte y la Superliga autárquica que alguna vez fue.