//Central jugó como debía con un triunfo clave ante el decano

Central jugó como debía con un triunfo clave ante el decano

Con Vecchio como estandarte, el Central del Kily superó 3-1 al decano porque fue superior y pegó en los momentos justos.

Un primer tiempo de mucho aplomo, inteligencia y eficacia. Un segundo de algunas vacilaciones, pero a la postre un rendimiento convincente de un Central que hizo lo que debía: ganar. Y lo logró con solvencia, algunos destellos de buen juego, pero sobre todo con compromiso. El 3 a 1 sobre Atlético Tucumán no dejó dudas de que el equipo del Kily fue más y un justo ganador.

Si de obligaciones se trata, Central entendió que debía ser el equipo que impusiera condiciones, que marcara el ritmo del juego, por eso salió a jugarlo de esa manera, con una postura quizá no tan agresiva pero sí insistente. Con Vecchio aportando en cuentagotas, Lo Celso e Infantino fueron que los que en cierta forma tomaron la manija. La claridad en las situaciones no eran pronunciadas, pero sí el dominio. Infantino probó de arranque de afuera, Martínez lo tuvo de zurda después de un centro preciso de Vecchio y como esas algunas otras más, como esa en la que entre Vecchio y Ruben no pudieron finalizarla de manera oportuna tras el cetro de Gamba.

A Central le faltaba el gol, pero a esa altura sabía cuál era el camino, con la pelota al pie, buscando progresar en bloque y con asociaciones. Es cierto que el primer gol nació de una pelota parada, pero fue una muestra de esa apuesta. Porque Lo Celso, la movió, Vecchio la jugó hacia atrás para Blanco y el centro del lateral encontró a Ojeda en soldad ingresando en el segundo palo. Gol y justicia en un Gigante que a esa altura veía que Central estaba haciendo mejor los deberes que el rival.

Casualmente ese gol fue lo que provocó cierta relajación en el canalla, que no sólo dejó de presionar, sino que retrocedió y cedió pelta y terreno. No fue casualidad que Broun tuviera que esforzarse un par de veces (primero para tapar un cabezazo de Rius y después para sacar del ángulo un remate de Junior Benítez). Ahí fue cuando Vecchio empezó a pedirla más, a jugar con mayor decisión y a desnivelar cada vez que lo intentaba.

Eso fue lo que hizo crecer a un Central que sobre el minuto 40 lo tuvo en los pies de Infantino con un fuerte remate de afuera del área, y que logró estirar la ventaja con otro centro de Blanco que amortiguó de manera magistral para que Vecchio le pusiera su sello. Otro golazo, esta vez para permitir una ida a los vestuarios con mucha más tranquilidad

Paradójicamente esa ventaja pareció jugarle en contra a Central, que entró dormido al segundo y fue un equipo inexpresivo, cometiendo algunos errores infantiles en el fondo que lo pusieron aprieto. El canalla se transformó en un equipo de jugadas más que de juego. Porque tuvo algunas chances en los pies de Martínez, de Ruben y de Gamba, pero sin demasiada hechura.

Atlético aprovechó ese quedo canalla y pudo descontar, pero las veces que intentó apareció Fatura Broun para cerrar el arco. Pese ello, siempre dio la impresión de que cuando Central aceleraba lo iba a liquidar. Y así fue cuando Blanco sacó rápido el lateral, Vecchio la abrió para Zabala, el uruguayo la devolvió al 10 para una definición exquisita. Partido liquidado y sólo quedaba por ver qué más pudiera hacer Central frente a un decano aturdido y ya casi sin ganas.

En la misma jugada Zabala e Infantino se lo perdieron debajo del arco y sobre el final, ya después del descuento de Atlético Tucumán, Ruben estrelló un tiro libre en el travesaño. A esa altura, ya sin el ovacionado Vecchio en cancha, Central había hecho los méritos suficientes para ponerle la rúbrica a un partido que aun con algunas lagunas ganó sin dejar dudas.

Formaciones

Rosario Central: Jorge Broun; Damián Martínez, Facundo Almada, Gastón Ávila y Lautaro Blanco; Gino Infantino, Emmanuel Ojeda, y Francesco Lo Celso; Emiliano Vecchio; Lucas Gamba y Marco Ruben.

DT: Cristian González (4-3-1-2).

Atlético Tucumán: Cristian Luchetti; Felipe Campos, Marcelo Ortiz, Camilo Albornoz y Gabriel Risso Patrón; Ciro Rius, Cristian Erbes, Franco Mussis y Ramiro Ruiz Rosdríguez; Oscar Benítez y Cristian Menéndez.

DT: Pablo Guiñazú (4-4-2).

Estadio: Gigante de Arroyito

Árbitro: Nicolás Lamolina

TV: Fox Sports Premium.

Radio: LT8

Fuente: LA CAPITAL – Ovación – Foto: LA CAPITAL – Ovación – Video: TNT Sports Argentina- You Tube – LA CAPITAL – Ovación

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *