//En La Rioja – Boca eliminó a Ferro con su receta preferida: no brilla pero siempre gana y avanzó en la Copa Argentina

En La Rioja – Boca eliminó a Ferro con su receta preferida: no brilla pero siempre gana y avanzó en la Copa Argentina

Los de Battaglia tuvieron un flojo primer tiempo ante un rival que llevó peligro al arco de Rossi. Luego levantó y llegó al 1-0 por Villa, cuando había olor a penales.

Se está volviendo un equipo duro el Boca de Sebastián Battaglia, capaz de ganar sin brillar o de imponerse en un duelo parejo. Juega y gana Boca; a veces jugando bien, otras dejando dudas. Pero vence. Esta vez, fue 1-0 ante Ferro con gol de Villa por los 16avos de final de la Copa Argentina.

El partido funcionó como una excusa, más allá de que se trató de un juego oficial. Suele regalar emociones únicas el fútbol y clubes grandes como Boca o River agigantan aún más las sensaciones. Para entender la sentencia alcanza con observar el comportamiento de los miles de hinchas de Ferro que se acercaron hasta La Rioja para ver a su equipo amado jugando nuevamente contra Boca tras 22 años de espera. Y qué decir de los riojanos y el resto de los simpatizantes del xeneize que llegaron desde las provincias vecinas para colmar el estadio y también la ciudad, esos mismos que acamparon cuatro días para conseguir una entrada.

Un dato: Boca visitó La Rioja luego de 23 años. La última vez había sido el 6 de abril de 1999, cuando el conjunto dirigido por Carlos Bianchi se impuso 3-1 (goles de Ibarra, Matellán y el peruano Pereda) ante una selección de la liga local. Fue emocionante ver el ingreso de los hinchas y cómo cada uno, con su tonada peculiar, le gritaba a las cámaras de televisión desde dónde llegaban para ver a Boca. ChacoCorrientesSaltaJujuyCatamarca y Santiago del Estero fueron algunas de las provincias que se escucharon. Se insiste: todas con su color de voz personal.

Juan Ramírez y una de sus aventuras en el ataque de Boca, poco del ex San Lorenzo.Juan Ramírez y una de sus aventuras en el ataque de Boca, poco del ex San Lorenzo.

Pero adentro de la cancha, Boca, sus jugadores, no devolvieron todo el cariño brindado. Porque el elenco que comanda Battaglia volvió a jugar mal, especialmente en la primera parte. En ningún momento se evidenció la diferencia de categoría y de jerarquía. Fue muy digno lo de Ferro, que lejos de refugiarse cerca de Marcelo Miño salió a plantarse alto y a presionar la salida del rival en algunas ocasiones. El entrenador Juan Branda, que es acompañado por el Profe Kohan, optó por un 4-4-1-1, con el juvenil Walter Núñez tapando a Alan Varela y con dos extremos profundos como Juan Ruíz Gómez y Lautaro Giaconne. Justamente este último tuvo la más clara de la etapa inicial: conectó un centro pasado desde la derecha y el balón rebotó en el palo derecho de Agustín Rossi.

A Boca le faltó fluidez en el mediocampo. Los 5 volantes de Ferro fueron demasiado para los 3 del Xeneize y el balón no circuló. Estuvo apagado Pol Fernández y extrañó demasiado a Óscar Romero. Entonces, todo se resumió a hacerle llegar la pelota a Sebastián Villa por la izquierda. El colombiano alternó buenas y malas porque siempre le doblaron la marca. Igual, el colombiano tiene una velocidad imposible de igualar y cuando pudo correr hizo daño. Por el otro sector, Exequiel Zeballos no pesó. Se sabe que al Changuito le gusta más arrancar por la izquierda y en la tarde de La Rioja se evidenció: participó poco y mal, y se lo notó desanimado.

Otro punto flaco de Boca fue la presión en la salida de Ferro: tan solo Luis Vázquez buscó recuperar alto. Se pareció a un equipo improvisado el de Battaglia en ese aspecto porque nunca pudo ahogar de manera coordinada al rival.

Exequiel Ceballos jugó como titular por la baja a último momento de Salvio.Exequiel Ceballos jugó como titular por la baja a último momento de Salvio.

En el segundo tiempo, otro partido

En la segunda parte sucedió lo que suele suceder: el elenco de Primera se impone desde lo físico. A Ferro lo prepara atléticamente Alejandro Kohan, un profesional con laureles en muchos clubes importantes. Igual, no hubo equivalencias y Boca se impuso con piernas. Así, el partido se disputó solo en un campo y los dirigidos por Battaglia empezaron a merecer al menos un gol.

Se hizo figura Miño, que le tapó una clara a Zeballos, se lució tras un disparo lejano de Villa y desactivó un centro peligroso de Weigandt.

A Sebastián Villa lo externo parece no afectarlo en su rendimiento. El colombiano llegó a La Rioja con la noticia fresca del pedido de detención por parte de la fiscal Vanesa González en la causa que lo investiga por el abuso sexual a una joven. Se especuló incluso con que no jugaría. Pero no solo saltó al terreno de juego, sino que fue figura y salvó a Boca de ir a los penales. El gol llegó recién a los 33 minutos del complemento, pero el de Primera División lo merecía desde antes. Salió mal Ferro en el fondo, Pol Fernández recibió solo dentro del área y se la pasó al delantero, que amagó una vez y la clavó en el ángulo izquierdo de Miño.

A Ferro no le quedaron piernas para ir a buscar el empate, aunque sí orgullo. Entonces, el elenco de Caballito fue a puro centro y empuje. Tuvo una clarísima, pero Rossi tuvo una aparición fenomenal: metió un manotazo tras un desvío de Arena a menos de un metro de distancia.

El Boca de Battaglia dio un paso en falso en La Rioja respecto de su funcionamiento colectivo. Pero no deja de ganar, no sufre goles en contra y sigue firme cumpliendo sus objetivos de la temporada.

Fuente: Clarón.com Deportes – Fotos: Clarín.com Deportes – Twitter:TyC Sports@TyCSports –