//Así es la cuarentena de Schwartzman

Así es la cuarentena de Schwartzman

Diego Schwartzman y cómo es su día a día en casa en Buenos Aires y junto a su familia – © Instagram Diego Schwartzman

El No. 13 del mundo pasa los días de confinamiento entre entrenamientos físicos, la cocina y charlas familiares.

Este miércoles, en pleno confinamiento por la epidemia del COVID-19, Diego Schwartzman aprovechó para sentarse delante de su tableta durante casi una hora para hablar con los mejores jugadores menores de su país, chicos y chicas desde los 12 años hasta los 18 años, junto al Equipo de Desarrollo de la Asociación Argentina de Tenis. El argentino no solamente es hoy la mejor raqueta del Tour, también es espejo de cómo hacer un camino de trabajo y esfuerzo para vivir un presente promisorio y superlativo en el ATP Tour.

El Peque, actual No. 13 del FedEx ATP Rankings, pasa los días en su casa en Buenos Aires, junto a su novia, su hermano Matías y sus padres (además de sus perros Bob y Ziggy) y suele dividir sus días en tareas y entretenimientos de todo tipo y color. “Nosotros somos un poco lobos solitarios, así que fue un aprendizaje también día a día y seguiremos así porque parece que va para largo”, explicó el Peque.

Desde juegos de cartas y videojuegos hasta múltiples recetas en la cocina. Este es su Top5 de momentos en cuarentena, según le cuenta a ATPTour.com

Ejercicio a diario, compartido con novia y hermano

La rutina del argentino se cumple a rajatabla y sin dejar exigente con su conducta, el Peque elige compartir esos momentos de entrenamiento junto a su novia Eugenia y su hermano Matías, quienes se acoplan al trabajo particular que esté haciendo o llegan sus propios tiempos según la ocasión. “Todos los días entreno un poco en casa. Me armé un mini gimnasio acá, para al menos zafar el tema físico, día a día tengo lo suficiente. Marti (Orazi) me manda las rutinas siempre”, contó.

Los trabajos pueden separarse en distintos momentos del día, pero para Schwartzman hay un momento favorito de la jornada para ejercitarse, por la tarde, cuando comienza a caer el sol, y hasta con mate de por medio. “Todo durará, si respeto bien los tiempos, un poco más de dos horas. Me viene bien para mantener el estado, que los músculos se mantengan activos y eso es algo bueno”, explicó.

Sin tenis pero empuñando la raqueta

Sin poder entrar a una cancha de tenis desde que estaba en Indian Wells, el No. 13 del mundo iguala suele abrir su raquetero al menos varias veces a la semana. Sucede que pese a no poder competir u entrenar en cancha, hay un motivo para empuñar sus raquetas con asiduidad: “Empecé a agarrar mis raquetas, lo más seguido posible, a tirar pelotitas contra la pared un rato, al menos…”, contó.

“Hay una razón: también para que no se me vayan los cayos de la mano…”, aseguró. “Parece una broma pero después puede ser algo bastante perjudicial, durante el año o cuando volvamos”, contó. Ningún detalle queda librado al azar, aun en cuarentena.

La cocina, principal pasatiempo

Al estar la mayor cantidad del tiempo de gira, Schwartzman aprovechó este inusual parte en casa para solidificar sus aptitudes culinarias las cuales considera aceptables… pero por mucho por mejorar todavía. De hecho, antes de la cuarentena, había tomado lecciones de cocina de un cocinero amigo que lo ayudaron a no improvisar demasiado. “Hice de todo estas semanas”, contó.

“Con mi novia hicimos budines para la tarde, chips para el mate, hicimos tartas, rissoto”, dijo. Dulce, salado, para la manañana, el mediodía, la tarde o la noche. “Tampoco faltan las carnes, principalmente a la parrilla, alimento que el argentino acumula de a kilos y de distintos cortes para que no se le agote el stock. “La verdad que hubo de todo por las cocina… y todos lo fuimos repitiendo y mejorando cada uno de los platos y las recetas: ya llevamos bastante tiempo y hemos mejorado”, dijo con una sonrisa.

También Podría Interesarle: Schwartzman No Pudo Ganar Pero Vivió Un Fin De Semana Especial

Conectado y en vivo, varias veces a la semana

Con una iniciativa de caridad bajo su mando, Schwartzman estuvo más conectado que de costumbre, que suele pasar un rato al día para chequear cualquier situación que puede surgir. No obstante, más allá de la exitosa ChamPlay que llevó adelante junto a su amigo Paulo Dybala, el Peque también encontró un divertimento llevadera al hacer vivos de Instagram hasta varias veces al día y por múltiples razones.

“La verdad que hice más Instagram Live de lo que iba queriendo, hice bastantes… Pero eran propuestas de gente que valía la pena, de deportistas que admiré durante mucho tiempo”, consideró. También dio notas periodísticas: “Tenemos que entender que está difícil también para ellos y ayuda que podamos charlar con ellos”. El argentino también apeló a las videollamadas con amigos, una buena forma de pasar el tiempo. “Claro, eso lo suelo hacer cuando estoy de viaje y ahora también. Obviamente ayuda para estar un rato divirtiéndose entre conocidos o amigos”.

Videojuegos, juegos de mesa, charlas y tiempo en famila

Hasta hace algunas semanas, Schwartzman nunca había pasado tanto tiempo junto a varias personas, puertas adentro. Los juegos, en consolas o formato clásico, ocupan gran parte de su rutina. “Suelo jugar a los videojuegos pero es un rato hasta que me aburro. También jugamos a las cartas y juegos en familia…”, relató.

¿Qué es lo que más valora de ese tipo de momentos? “Fueron muchas cosas que quizá no estoy acostumbrado a tener el tiempo para hacerlo”, siguió. De tener charlas, de la convivencia todo el tiempo, durante tantos días con la familia. Todo bárbaro”.

Fuente: ATP Staff / JR – www.actualidaddeportiva.com.ar – Foto: © Instagram Diego Schwartzman – ATP Staff