//Afuera de todo Rusia marginada del deporte mundial: se sumaron el básquet, el tenis, el vóley, el atletismo y el rugby

Afuera de todo Rusia marginada del deporte mundial: se sumaron el básquet, el tenis, el vóley, el atletismo y el rugby

Después de la expulsión de FIFA y UEFA, cada vez son más los deportes que se pliegan a la recomendación del COI. Tampoco podrá organizar el Mundial de vóley.

Días después del comienzo de la invasión de Rusia a Ucrania y de los primeros bombardeos sobre la capital Kiev y otras ciudades, el Comité Olímpico Internacional recomendó que «no se invite ni se permita la participación en competencias de todo el mundo de deportistas o dirigentes rusos o bielorrusos», quienes deberán ser aceptados solo como «atletas o equipos neutrales». Las federaciones internacionales escucharon la sugerencia y en cuestión de horas, Rusia quedó marginada del deporte mundial. Los últimos en darle la espalda a la poderosa nación de Vladimir Putin fueron el atletismo, el tenis, el básquetbol, el vóleibol y el rugby

World Athletics, el ente que rige el atletismo a nivel mundial, resolvió «excluir de todos los eventos de las Series Mundiales de Atletismo en el futuro inmediato, con efecto inmediato, a todos los atletas, el personal de apoyo y los funcionarios de Rusia y Bielorrusia».

Rusia ya estaba suspendida desde 2015 por violaciones de dopaje, sin embargo sus atletas limpios podían competir como neutrales. A partir de ahora, ni siquiera podrán hacerlo con ese status.

«El mundo está horrorizado por lo que ha hecho Rusia, ayudada e instigada por Bielorrusia. Los líderes mundiales trataron de evitar esta invasión por medios diplomáticos, pero fue en vano ante la inquebrantable intención de Rusia de invadir Ucrania. Las sanciones sin precedentes que se están imponiendo a esos dos países parecen ser la única forma pacífica de desbaratar y desactivar las actuales intenciones de Rusia y restaurar la paz», aseguró Sebastian Coe, presidente de la organización.

Las tres organizaciones que rigen el tenis mundial, la ITF, la ATP y la WTA, mostraron un frente unido y enviaron un comunicado conjunto, en línea con la recomendación del COI.

La mesa directiva de la ITF dio un verdadero golpe de efecto. Porque determinó suspender a las federaciones de Rusia y Bielorrusia y prohibirles competir en toda competencia por equipos que rige esa organización, incluida la Copa Davis. Así, el equipo bielorruso no podrá jugar la serie de playoffs que debía disputar ante México el fin de semana. Y el ruso se quedará afuera de las Finales (septiembre y noviembre), para los que ya estaba clasificada por ser el vigente campeón.

Tampoco podrán las rusas defender el título de la Billie Jean King, que conquistaron el año pasado.

Por otro lado, la ATP y WTA decidieron cancelar el torneo conjunto que debían disputar en Moscú en octubre. Y, finalmente, se anunció que todos los jugadores de esos dos países podrán seguir compitiendo en los certámenes de los diferentes circuitos y en los Grand Slams, pero no bajo las banderas de sus países.

La Federación Internacional de Básquetbol tomó una decisión similar. «En línea con la resolución y razonamiento del Comité Olímpico Internacional, FIBA ha anunciado hoy que los equipos rusos y árbitros no tendrán permiso para participar en competiciones FIBA y 3×3. FIBA condena categóricamente la violencia y desea que la paz impere urgentemente», informó.

A nivel de selecciones, los rusos no podrán disputar así la tercera ventana clasificatoria para el Mundial de 2023 (ante Italia el 1° de julio e Islandia, el 4), el Eurobasket en septiembre y el Mundial femenino de Australia a partir del 1° de octubre.

La Federación Internacional de Vóleibol (FIVB) anunció este martes que le quitó a Rusia la organización del Mundial masculino, que debe disputarse en agosto y septiembre próximos, y que próximamente anunciará una nueva sede.

«Desde la invasión militar de Ucrania por parte de Rusia, la FIVB está muy preocupada ante la agravación de la situación, y por la seguridad de los ucranianos. El consejo de administración llegó a la conclusión de que sería imposible preparar y organizar los mundiales en Rusia debido a la guerra en Ucrania», afirmó el organismo en un comunicado.

El fin de semana, Francia, ganador del oro olímpico en Tokio 2020, y Polonia, vigente campeón mundial, habían avisado que boicotearían el certamen si se mantenía a Rusia como sede.

Argentina, bronce en la cita olímpica que se disputó el año pasado, integra junto a Irán, Países Bajos y Egipto el grupo F de ese torneo, que debía disputarse en Krasnoyarsk.

Unas horas más tarde, la FIVB informó además que «todos los equipos nacionales, clubes, oficiales y atletas de voleibol de playa y voleibol de nieve de Rusia y Bielorrusia no podrán participar en ningún eventos internacionales o continental hasta nuevos aviso», con efecto inmediato.

El organismo reiteró que «continúa muy preocupado por la guerra en curso en Ucrania y su terrible impacto en la vida de tantos y se solidariza con la comunidad del voleibol y el pueblo de Ucrania, y espera sinceramente que se pueda encontrar una solución pacífica con urgencia».

World Rugby, federación internacional de ese deporte, celebró una reunión de emergencia de su Comité Ejecutivo, que aprobó «la suspensión total e inmediata de Rusia y Bielorrusia de todas las actividades de rugby internacional y de clubes de rugby transfronterizo hasta nuevo aviso» y «la suspensión total e inmediata de la Unión de Rugby de Rusia como miembro de World Rugby hasta nuevo aviso».

Esa decisión afectará directamente el Campeonato Europeo de ese deporte, que se puso en marcha a principios de febrero, culminará el 20 de marzo y terminará de definir los clasificados para el Mundial de Francia de 2023. Rusia tenía tres partidos aún por disputar, ante Georgia, Países Bajos y Portugal, este último, aún con chances de asegurarse un lugar en la cita ecuménica.

La federación explicó que tomó la decisión «teniendo en cuenta los intereses de los valores de solidaridad, integridad y respeto del rugby». Y reiteró «su condena a la invasión agresiva de Rusia a Ucrania y la permisividad de esta acción por parte de Bielorrusia» y su pleno apoyo a Ucrania.

«La familia global del rugby está unida en solidaridad con todos los afectados por estos acontecimientos profundamente perturbadores y se une a la comunidad global para pedir la restauración de la paz», afirmó.

La FIVB y World Rugby se unieron así a una larga lista de federaciones y organizaciones que decidieron seguir el consejo del COI.

La Federación Internacional de Natación (FINA) canceló hace unos días el Mundial Junior de esa disciplina que estaba programado para celebrarse en agosto en Kazán y aseguró que «no celebrará prueba alguna en el futuro en Rusia si esta grave crisis continúa». Según el calendario del organismo, esa misma ciudad debe recibir en diciembre el Mundial de Pileta Corta.

Este martes, además, anunció que decidió retirar a Putin la Orden que le entregó en 2014 y que los nadadores de ese país y de Bielorrusia solo podrán competir como neutrales. Además, afirmó que seguirá monitoreando la situación y no descartó tomar más medidas.

La FIFA, en común acuerdo con la UEFA, suspendió hasta nuevo aviso a los equipos rusos y todas sus selecciones de las competiciones internacionales vigentes, entre ellas la Europa League y el Mundial de Qatar.

La Federación Internacional de Hockey (FIH) decidió excluir a Rusia del Mundial Junior femenino que se va a disputar del 1° al 12 de abril en la Universidad de Potchefstroom, Sudáfrica, con el objetivo de «para proteger la integridad de las competiciones deportivas mundiales y por la seguridad de todos los participantes». La rusas iban a ser rivales de Las Leoncitas, vigentes campeonas mundiales, en el grupo C, que además integran Corea del Sur y Uruguay.

La FIH había expresado a principios de la semana pasada su «total solidaridad con los miembros de la federación de hockey de Ucrania en este terrible momento».

La World Rowing, organismo que rige el remo a nivel mundial, confirmó que «no permitirá la participación de atletas y oficiales rusos y bielorrusos en ninguna de sus competiciones internacionales, con efecto inmediato y hasta nuevo aviso».

Una decisión similar tomó la Unión Internacional de Patinaje sobre Hielo, lo que implica que ni Anna Shcherbakova, campeona olímpica de patinaje artístico en Beijing 2022, ni su compañera Kamila Valieva, que fue el centro de un caso no resuelto de dopaje durante los Juegos chinos el mes pasado, podrían participar del mundial, que se celebrará a fines de marzo en Montpellier.

La Federación Internacional de Esquí (FIS) anunció que «no permitirá la participación de rusos y bielorrusos en sus competiciones hasta el final de la temporada en curso». En tanto la de bádminton canceló todos los torneos previstos en Rusia, aseguró que no adjudicará más eventos a ese país y a Bielorrusia y determinó que en todos sus eventos no se desplegarán las banderas ni se escucharán los himnos de esas naciones hasta nuevo aviso.

Con cada hora que pasa, las sanciones siguen apareciendo y Rusia se va quedando cada vez más afuera del calendario deportivo mundial.

 Fuente: Clarín.com Deportes – Fotos: EFE/Rodrigo Jiménez – Tweets:FIFA Media@fifamedia

World Rugby Media@worldrugbymedia –Volleyball World@volleyballworld –FIBA Media

@FIBA_media –ATP Tour@atptour –World Athletics@WorldAthletics – Clarín.com Deportes