//Adolfo Cambiaso debutó con una victoria y se ilusiona: “Yo no tengo incertidumbre ni nos descarto para ganar el Abierto”

Adolfo Cambiaso debutó con una victoria y se ilusiona: “Yo no tengo incertidumbre ni nos descarto para ganar el Abierto”

La Dolfina debutó con una victoria 18-3 ante Alegría Fish Creek y el capitán jugó como back, logrando el mejor desempeño de la temporada; La Ensenada derrotó a La Irenita por 16-11.

Ya no hay Dream Team y el sueño de jugar con su hijo quedó para más adelante. Así y todo, no deja de pensar en ganar. Este Abierto está lejos de ser una transición para Adolfo Cambiaso. Y si para seguir en lo más alto deba jugar de back, no va a tener problemas en “sacrificarse”. Después de transitar los dos primeros torneos con la nueva formación sin títulos, La Dolfina intentó algunos cambios posicionales que le dieron resultado en su debut en Palermo. Victoria 18-3 ante Alegría Fish Creek en el partido que inauguró el certamen en la cancha 2 y la mejor actuación individual de Cambiaso en la temporada: 11 goles, algunos de ellos muy lindos, buena efectividad en los penales. Y lo más importante, desde atrás impulsó a un rendimiento colectivo sólido en defensa, exento de los errores que les costaron algunos goles muy caros en el pasado reciente.

Diego Cavanagh jugó como delantero, en el nuevo esquema de La Dolfina
Diego Cavanagh jugó como delantero, en el nuevo esquema de La DolfinaLA NACION/Sergio Llamera

Cambiaso pasó a jugar de 4 neto. Formó en la cola de los throw-ins, hizo los saques del fondo, se quedó como último hombre. Una función que en el polo grande cumplió en la final de 2019 cuando se lesionó Nero e ingresó Rodrigo Andrade para los últimos chukkers. “Creo que una vez en 2005 o por ahí también jugué de 4, o puede haber sido de 3. Pero aparte de eso creo que no”, intentó recordar Cambiaso en el palenque. Sí cumple esa función cuando juega en el exterior, con patrones, pero eso es casi otro deporte.

“Jugué más metido adentro, más en el medio. Pelón también jugó más al medio. Estamos probando opciones. Salimos mejor del fondo, todavía nos falta atacar un poco mejor”, contó Cambiaso, satisfecho con el rendimiento personal y del equipo. “En los primeros dos torneos no quedamos conformes con lo que hicimos en defensa, por eso pasé un poco más para atrás. Estuvimos más ordenados, pero tenemos que aprender a rotar. Ya en el próximo partido nos toca La Ensenada, que es durísimo y no hay mucho margen para probar”.

Pelón Stirling se estira para frenar el avance de Bautista Bayugar
Pelón Stirling se estira para frenar el avance de Bautista BayugarLA NACION/Sergio Llamera

El cambio de posiciones redundó no sólo en un mejor funcionamiento colectivo, especialmente en el retroceso, sino también en una tremenda actuación individual de Cambiaso, que parece transformarse cuando pisa el Campo Argentino de Polo. Convirtió el máximo de goles esta temporada (uno más que la anterior marca de 10, en el debut de Hurlingham ante Alegría), mejorando el promedio de 3,83 que traía hasta este encuentro.

Finalista en Tortugas, donde cayó ante Ellerstina sin Ulloa, al margen de la definición en Hurlingham tras perder con La Natividad en semifinales, La Dolfina no arrancó el 128º Campeonato Argentino Abierto entre los favoritos en las apuestas.

“Yo no tengo incertidumbre. Cuando jugaba con el Lolo Castagnola, Lucas Monteverde y Mariano Aguerre tampoco nadie hablaba de nosotros y ganamos el Abierto varias veces”, minimizó Cambiaso, que en Palermo se transforma en una bestia distinta. “Siento que nuestro equipo para ganar tiene que crecer más en el juego. La realidad es que el Abierto está para cualquiera. Ellerstina y La Natividad, por lo que mostraron en los primeros dos torneos, son los que más chances tienen, están un escalón arriba en el juego. Pero yo no me descarto”.

Cambiaso al ataque, pero jugando como back; detrás, Cavanagh, que dejó el lugar de 4 y fue más arriba
Cambiaso al ataque, pero jugando como back; detrás, Cavanagh, que dejó el lugar de 4 y fue más arribaLA NACION/Sergio Llamera

Más allá de la posición que desempeñó, Cambiaso conservó el 1 en la espalda y Diego Cavanagh, con quien hizo el enroque y pasó a jugar en una posición más amigable como delantero (también se lució con un par de buenos goles), mantuvo la camiseta número 4. “Igualmente, aunque antes tenía la 1 tampoco jugaba de 1″, aclaró Cambiaso, que desde que armó armó su propia formación en 2000, y más notoriamente desde 2005, se convirtió en un todocampista, sin posición fija en la cancha. La jugada siempre empieza con la bocha contra su taco.

Alegría Fish Creekproveniente de la clasificación, no tuvo mucho que hacer ante semejante performance, al margen de que estuvieron con la mira desviada de cara a los mimbres. El mejor fue el back debutante Bautista Bayugar (25 años), que en la primera pelota que tocó en el Abierto en su vida metió un golazo a la salida del throw-in inicial. Tamb

Francisco Elizalde con la bocha: fue su debut con La Dolfina en Palermo
Francisco Elizalde con la bocha: fue su debut con La Dolfina en PalermoLA NACION/Sergio Llamera

ién marcó los otros dos goles de su equipo.

“Yo siempre pienso en mi propio equipo”, aclaró Cambiaso. “Contra La Natividad en Hurlingham, aun sin funcionar tan bien, estábamos a un gol en el último chukker. No estamos tan lejos”. Si Cambiaso lo dice, mejor no bajarlo del lote de favoritos. De 1, de back o lo que fuera, si está adentro de la cancha hay razones de sobra para temerle a La Dolfina.

La síntesis del partido:

  • La Dolfina 18: Diego Cavanagh, 9; Francisco Elizalde, 9; David Stirling, 10, y Adolfo Cambiaso, 10. Total: 38.
  • Alegría Fish Creek: Juan Ruiz Guiñazú, 8; Clemente Zavaleta (h.), 7; Joaquín Pittaluga, 7, y Bautista Bayugar, 8. Total: 30.
  • Progresión: La Dolfina 3-2, 5-2, 6-3, 9-3, 9-3, 12-3, 14-3 y 18-3.
  • Goles de La Dolfina: Cavanagh, 3; Elizalde, 2; Stirling, 2, y Cambiaso, 11 (6 de penal y 1 de córner). De Alegría Fish Creek: Bayugar, 3 (uno de penal).
  • Jueces: Martín Pascual y Rafael Silva. Árbitro: Federico Martelli.
  • Cancha: nº2 de Palermo.

La Ensenada, con esfuerzo

Le costó más de la cuenta a La Ensenada, pero logró su objetivo. Venció a La Irenita 16-11 y se ganó el derecho a jugar un virtual partido de cuartos de final ante La Dolfina el próximo sábado 20. Recién a partir del quinto chukker pudo el promisorio equipo de Luján despegarse de su rival tras un comienzo adverso en rendimiento y marcador. Con Juan Martín Zubía como conductor y estandarte, encontró algo del juego que lo elevó como uno de los llamados a, cuanto menos, molestar a los de arriba.

La Ensenada había dado muestras de su poderío en el primer partido de la temporada al eliminar a La Natividad de Tortugas. Un equipo con tres jóvenes que ya van por su tercer año en el polo grande, más la garra y experiencia de Alfredo Bigatti, que da como resultante un juego dinámico y vistoso, difícil de defender cuando entran en sintonía. El martes tendrá otra prueba ante Alegría Fish Creek, antes de enfrentarse el sábado a La Dolfina. El que gane, jugará el útlimo partido de la zona ante Ellerstina.

  • La Ensenada: Juan Britos (h) 9 (5 goles, dos de penal y uno de córner), Alfredo Bigatti 8 (3), Juan M. Zubía 8 (7, tres de penal) y Jerónimo del Carril 8 (1). Total: 33.
  • La Irenita: Santiago Loza 8 (2), Segundo Bocchino 7 (2) (Recibió una tarjeta amarilla en el séptimo chukker), Ignacio Toccalino 8 (2) (Recibió una tarjeta amarilla en el quinto chukker) e Isidro Strada 8 (5, cuatro de penal). Total: 31.
  • Progresión: La Ensenada, 0-2, 2-5, 4-5, 6-6, 8-7, 12-8, 14-10 y 16-11.
  • Goles de La Ensenada: Juan Britos (h), 5 (dos de penal y uno de córner); Alfredo Bigatti, 3; Juan M. Zubía, 7 (tres de penal), y Jerónimo del Carril, 1. De La Irenita: Santiago Loza, 2; Segundo Bocchino, 2; Ignacio Toccalino, 2, e Isidro Strada, 5 (cuatro de penal).
  • Jueces: Gastón Lucero y Martín Aguerre.
  • Arbitro: Matías Baibiene.

Fuente:Alejo Miranda  PARA LA NACION – Fotos: LA NACION/Sergio Llamera – LA NACION Deportiva